Lo anunciaron Alejandro Campodónico, titular de la firma bonaerense, y el presidente de BICE, José Ignacio de Mendiguren.

Con financiamiento del BICE (Banco de Inversión y Comercio Exterior), Molino Campodónico anunció un proyecto de inversión para tecnificar su planta ubicada en la localidad bonaerense de La Plata con el objetivo de abrir el mercado de la exportación a la harina orgánica refinada.

Lo anunciaron el presidente de la empresa, que se dedica a la fabricación de productos derivados de la molienda de trigo, Alejandro Campodónico, y el titular del BICE, José Ignacio de Mendiguren.

Durante el encuentro, realizado en la sede de la entidad financiera pública, Mendiguren señaló: “Es una inversión que apunta a tecnificar la producción con el objetivo de exportar productos de mayor valor agregado en el mediano y largo plazo”. “Molino Campodónico es una pyme familiar centenaria que pertenece a un sector económico estratégico en la historia y para el futuro de nuestro país. En BICE estamos para apoyar con financiamiento a las empresas que dan estos pasos importantes para su crecimiento”, agregó.

Por su parte, Campodónico sostuvo: “Poder acceder a una línea de financiación ajustada a la realidad de lo que necesita el empresario es clave. Hacerlo con un banco como el BICE nos da estabilidad y nos permite abocarnos a lo que sabemos hacer: producir harina y agregar valor para generar riqueza y divisas para el país”.

El proyecto de Molino Campodónico contempla la adquisición de dos máquinas de última generación para el fraccionamiento de harina en paquetes de 1 y 5 kilos y el palletizado automático. También se prevén mejoras en la línea de harina orgánica refinada y la adecuación de las instalaciones para la incorporación del nuevo equipamiento.

El proyecto será financiado con un crédito del BICE de $63 millones, que cubre más del 60% de la inversión total de $100.659.065 más IVA. Los fondos serán otorgados a un plazo de 7 años, en el marco de la línea de inversión productiva para pymes con bonificación de tasa del FONDEP del Ministerio de Desarrollo Productivo.

A partir de esta iniciativa la firma espera mejorar su posición en el mercado de las harinas orgánicas refinadas e incrementar su participación en el segmento de harinas especiales fraccionadas. Asimismo, la compañía espera exportar su producción a destinos como Estados Unidos y Europa.

Molino Campodónico posee una capacidad de procesamiento de molienda actual de 330 toneladas diarias. La empresa cuenta con plantas en las ciudades de La Plata, Los Olmos y General Belgrano y una dotación de 115 empleados que espera incrementar a partir de la inversión anunciada en el día de hoy.

El BICE participa activamente en la industrialización del sector, con desembolsos continuos y concentrados en la producción de derivados de pequeñas y medianas empresas. Entre 2015 y 2021, se desembolsaron $9.582 millones (corrientes) en la cadena triguera con más de 400 desembolsos. Se atendieron a 128 empresas, 76% de ellas pymes.

 

Datos del sector:

El trigo es el cereal más utilizado en el mundo para consumo humano.

En argentina, cada año se destinan alrededor de 6,5 millones de hectáreas (ha), obteniendo unos 20 millones de toneladas (tn), con un rendimiento aproximado de 3.000 kg/ha.

La molienda del trigo constituye el primer eslabón de la transformación industrial. En 2020 se molieron 6,3 millones de tn de trigo para producir cerca de 4,7 millones de tn de harina.

En la segunda fase de industrialización, con la harina de trigo como insumo principal, se elaboran cuatro grupos de productos: Productos de panadería (artesanales e industriales), galletitas y bizcochos, pastas alimenticias y premezclas.

La cadena de trigo exporta unos USD 2.600 millones por año (5% de las exportaciones totales de bienes), lo que lo convierte en el sexto complejo exportador del país.

De las exportaciones totales de la cadena, el 86% es trigo sin procesar, el 10% es harina y el 4% son pastas y galletitas.

En términos de empleo, se estima que la cadena genera más de 130 mil puestos de trabajo: 10 mil en la producción primaria, 20 mil en harina y 100 mil en derivados.