De cara al ciclo lectivo 2020, el municipio destina 200 millones de pesos para restaurar 8 instituciones.

El Municipio de San Fernando lleva a cabo un programa de “Ayuda a Escuelas Provinciales” por el que cada año destina una importante inversión para asistir a colegios primarios y secundarios y jardines de infantes con necesidades edilicias y de infraestructura. La iniciativa es solventada con fondos municipales con el objetivo de tener establecimientos educativos dignos para los sanfernandinos.

Durante la visita que realizó a las obras en ejecución, el Intendente Juan Andreotti expresó: “Estamos recorriendo la segunda etapa de los trabajos en la Escuela N°6, que es muy importante y en la que el verano pasado hicimos la primera parte, y en este verano estamos terminando y dejando la escuela realmente a nuevo, invirtiendo junto a los vecinos más de 200 millones de pesos para que nuestras chicas y chicos tengan establecimientos educativos dignos para estudiar, y que nuestras maestras y maestros tambiín tengan esa dignidad y puedan dar lo mejor de sí, porque de esa manera nuestras chicas y chicos se llevan no solamente buena educación, sino buenos valores de nuestros maestros”.

“En este año estamos realizando seis establecimientos educativos en los cuales funcionan ocho instituciones, como los Jardines 901 y 909, y las Escuelas 27, 35, 6, 23, 20 y 28. Realmente, para nosotros es muy importante, y el objetivo nuestro en estos cuatro años es poder llegar a cada una de las escuelas del distrito; venimos avanzando año tras año, y esperemos que podamos cumplirlo para decir que todas las escuelas en San Fernando son un orgullo”, concluyó Juan Andreotti.

El Jefe Comunal fue acompañado en su recorrida por la Directora General de Mantenimiento y Obras del Municipio, Arq. Isabel Dumas, quien agregó: “Esta es una escuela muy emblemática de San Fernando, la Primaria 6 y la Secundaria 23. Trabajamos en esta escuela en dos etapas: primero el año pasado con un conflicto grande por las filtraciones, aislación y roedores que había en el entretecho; el año pasado lo solucionamos con poliuretano inyectado. Hicimos la planta alta, y este año nos dedicamos a terminar todo lo que quedó pendiente; lo más importante era la instalación elíctrica, porque el tablero era insuficiente”.

Y finalizó: “Se separó primaria de secundaria, se hicieron las instalaciones a travís de bandejas tícnicas, se hicieron pintura, pisos, se cambiaron todas las antiguas puertas de madera irreparables por nuevas de chapa de muy buena calidad. Se hicieron dos bibliotecas que estaban sin utilizar por no tener iluminación ni ventilación. Se realizó un trabajo muy grande, gracias al que el colegio quedó muy bien”.

Fuente: infoban.com.ar