Durante Asamblea de Concejales y Mayores Contribuyentes, el Concejo Deliberante aprobó la reforma a la ordenanza Tarifaria y Fiscal de Pilar para el 2021 propuesta por el ejecutivo municipal.

El proyecto contó con el apoyo de la mayoría de los presentes que conforman este cuerpo legislativo. La sesión se realizó en forma presencial en el predio Carlos Pellegrini y se garantizaron las medidas de seguridad sanitaria y de prevención ante este contexto de pandemia, informó el cuerpo deliberativo.

La jefa del bloque del Frente De Todos Lourdes Filgueira expresó: “Esta aprobación de la Tarifaria significa un gran paso para el gobierno municipal de Pilar. Hace una semana se aprobó el presupuesto y con este apoyo se cierra un proceso que plantea un entendimiento de la situación económica y social que nos toca”.

“Es importante contextualizar en qué marco se da esta discusión. En medio de una pandemia y de una situación social y económica en la que estamos cargando con una mochila muy pesada que tiene que ver con la deuda que dejó el gobierno de Cambiemos y que hoy seguimos arrastrando. A través de esta ordenanza, utilizamos la recaudación para reconocer derechos y ampliar otros, como el de la salud, la asistencia alimentaria, el rol de Desarrollo Social desde un acompañamiento integral y la presencia del Estado para el desarrollo productivo. Distinto es cuando un gobierno usa esa recaudación para pagarles a sus funcionarios y favorecer a unos pocos. Esta ordenanza plantea la necesidad de recaudar para seguir creciendo y para poner de pie a Pilar” agregó la concejala.

Respecto a la incorporación de la tasa de Desarrollo de Infraestructura y Promoción del Trabajo, la legisladora manifestó: “Acá hay un Estado que por primera vez se hará cargo del crecimiento de Pilar, un distrito con un potencial enorme, con el Parque Industrial más grande de Latinoamérica y corredores gastronómicos y comerciales. Lo que hace falta es un Estado que invierta en el desarrollo de la infraestructura y los servicios y en industrias que tengan descuentos por contar con personal de Pilar”.

Durante la sesión, Filgueira manifestó también que “hay concejales que ahora dicen que les preocupa el comercio y la asistencia alimentaria cuando nunca les importó mientras fueron gobierno. Una concejal inclusive habló de golpe a la industria. Y eso fue el gobierno de (Mauricio) Macri. El tarifazo, la caída del consumo y el endeudamiento con FMI”.

“Ese es realmente un golpe a la industria, no esta tarifaria que lo que hace es acompañar el desarrollo de la industria y de Pilar de una vez por todas” completó.

Por su parte, el edil Juan Pablo Casquero expresó: “Este es un gobierno que trabaja para empezar por los últimos pero pensando en todos y esforzándose para llegar con soluciones para cada uno. El intendente Achával desde que asumió arbitró todos los medios para que la industria siga de pie, mirando hacia adelante. Este es un gobierno que tomó medidas como la creación del programa Comercios Cuidados con fondos municipales y con propuestas como la eximición de la Tasa de Servicios Generales y de Publicidad y Propaganda porque protege a cada comerciante y a cada familia de Pilar”.

Para finalizar, la concejala Marcia González señaló que durante la sesión “Dicen que dejaron un municipio ordenado. Lo que dejaron fueron sub ejecuciones, mala gestión, malversación de fondos y compra de votos. Acá pensamos en un presupuesto y en una tarifaria para afrontar esas inversiones en políticas de inclusión en Pilar”.

A partir de esta aprobación por parte del Concejo Deliberante, la tarifaria de Pilar estableció en sus puntos principales medidas como la condenación de la deuda de Tasa de Servicio Generales y de la Tasa de Publicidad y Propaganda a comercios, baja en el pago de las Patentes y se fija un tope del 35% de aumento en Servicios Generales.

Además, se aprobó la Tasa para el Desarrollo de Infraestructura y promoción del Trabajo Local que se calculará según la superficie, la cantidad de empleados y la facturación de cada industria y la Tasa Covid que implica un aporte mensual desde 80 pesos para la gran mayoría de los contribuyentes, yendo a $100, $200 y hasta $400 para quienes tengan mayor capacidad de aportar en esta situación extraordinaria.