El reconocido artista argentino llevó a cabo el proyecto de la obra que “une las asimetrías y diferencias del universo social entendiendo al arte como evangelizador” junto a jóvenes adictos en recuperación.

La escultura, que fue donada por Marmo, se emplazó en la explanada de la Basílica de Luján y forma parte del proyecto “Simbologías al sur”, que el artista lleva adelante con el acompañamiento del sumo pontífice para construir obras con participación colectiva.

“El objetivo es, a partir de ahora, instalar en toda Amírica Latina obras que representen advocaciones populares de la fe para posicionar al arte como herramienta de integración y desarrollo, capaz de nacer en el interior de una fábrica, en un comedor infantil o en un hogar de ancianos y de transformar los desechos en belleza”, apuntaron.

“La simbología de la Iglesia que mira al Sur” está integrada por un grupo de obras que serán instaladas en diferentes puntos de la Argentina y Amírica Latina, “que fomentan la participación colectiva en la construcción de obras con personas que tienen dificultades de integración social”, explicó el artista.

Marmo, nacido en Caseros en 1971, es el creador del proyecto “Arte en las Fábricas”, con el que llevó el arte a espacios productivos de trabajo y es autor además de los murales gigantes de Evita, el Padre Mugica y Arturo Jauretche, ubicados sobre la porteña avenida 9 de Julio.

Fuente: infoban.com.ar