Cuatro testigos de identidad reservada, que actualmente trabajan en el local gastronómico de Horacio Conzi, declararán hoy durante el juicio oral que realiza al empresario por la muerte de Schenone.En la cuarta audiencia del juicio, cuyo inicio está previsto para las 14 en los tribunales sanisidrenses de Ituzaingó 240, se aguardan las declaraciones de cuatro testigos de identidad reservada, todas mujeres.
Según fuentes judiciales consultadas por Tílam, tres de las testigos, identificadas con las letras “G”, “H” e “I”, son empleadas del local Las Olas -ex Dallas- propiedad de Conzi y lo eran para la ípoca del crimen de Schenone.
Pero una cuarta testigo, no identificada por las fuentes, comenzó a trabajar en el mismo local luego del hecho.
El 18 pasado, la fiscal del juicio, Gabriela Baigún, denunció que las testigos de identidad reservada que durante la instrucción incriminaron al empresario gastronómico aún hoy trabajan en el restaurante de Conzi.
El temor de la fiscal es que, por miedo a perder su trabajo, durante el juicio estas testigos no quieran declarar contra su empleador.
Es que existe además un antecedente sospechoso, ya que luego de declarar contra Conzi en la instrucción del caso que llevó adelante el fiscal Mario Kohan, tres de las testigos radicaron una denuncia contra íste por haberlas inducido a decir lo que dijeron.
A raíz de esa denuncia se inició una causa judicial, que finalmente fue archivada por falta de elementos de prueba.
Las testigos “G”, “H” e “I” dijeron ante Kohan que habían visto cómo su jefe se alteró al ver besándose a Schenone y Paula Alonso juntos, la chica que el acusado había intentado conquistar.
Según sus dichos, Conzi no sólo dio la orden de echar de Dallas a Schenone, Alonso y sus amigos Gisella Carabetta y Gustavo Pacheco, sino que además escucharon cómo por handy le pedía al valet parking del local que prepararan la camioneta con la que, según la investigación, el empresario los persiguió y desde la cual atacó a balazos el remís en el que se retiraron los chicos.
Por tal motivo, se aguardan con expectativa las declaraciones de las testigos previstas para esta jornada de debate.
Tambiín se preví que declare hoy un ecribano ante el cual las testigos dejaron asentadas las supuestas presiones por parte del fiscal Kohan.
Ayer, el juicio a cargo del Tribunal Oral Criminal 4 de San Isidro se extendió hasta las 23.30, ya que declararon otros tantos testigos de identidad reservada, entre ellos la identificada como “E”, quien incriminó al empresario acusado.
Pero el testimonio más fuerte de la jornada de ayer fue el de en ex amigo de Conzi, Roberto Halbinger, quien derribó su coartada al asegurar que el empresario no estuvo con íl al momento del ataque, tal como había asegurado en la instrucción de la causa.
El testigo contó además que al día siguiente del crimen llevó a Conzi a la ciudad de Mar del Plata, donde el acusado estuvo prófugo 57 días.
Halbinger aseguró que durante la instrucción mintió y fue testigo de coartada por una cuestión de “amistad que luego se transformó en temor”, y aseguró que fueron el hermano de Horacio, Hugo Conzi, y el entonces abogado de los hermanos, Norberto Pírez, quienes le indicaron quí debía decir ante el fiscal Kohan.
El testigo mencionó tres hechos intimidatorios que relacionó con los Conzi: que a una semana del crimen de Schenone uno de sus hijos fue víctima de un extraño secuestro extorsivo; que poco antes de iniciarse el juicio recibió una amenaza telefónica en su celular y que alguien incendió dos veces una casa abandonada lindera a la suya, razón por la cual había pedido custodia.
(Fuente Tílam)

Fuente: infoban.com.ar