El ministro de Energía y Minería ratificó esa suba en promedio para usuarios residenciales, mientras que el porcentaje en el sector comercial y GNC se está “evaluando”.

Además, insistió en que la idea es ir “disminuyendo” en los próximos años los subsidios en el servicio, pero ese beneficio permanecerá “en la tarifa social”.

El funcionario formuló estas declaraciones un día despuís de la finalización de las audiencias públicas por el aumento de gas que se llevaron a cabo en la ciudad de Buenos Aires y en distintos lugares del país.

En diálogo con un canal de noticias Aranguren tambiín precisó que “el 28 de octubre” se convocará en la Capital Federal y el Gran Buenos Aires a una audiencia pública por la tarifa de distribución de energía elíctrica.

Sobre la evaluación de la audiencia publica del fin de semana pasado, consideró que “el 20 por ciento fueron reclamos genuinos e importantes, mientras que el 80 por ciento fue un espacio ideológico o político”.

“En la tarifa residencial estará en un 205 por ciento, y en lo comercial y GNC lo estamos evaluando en función de la audiencia y en las reuniones previas”, afirmó.

Fuente: infoban.com.ar