La ministra de Gobierno de Buenos Aires, Teresa García, sostuvo que “si los casos siguen creciendo y se complica el sistema sanitario, habrá que volver para atrás” y retomar una cuarentena estricta.

“Si se desmadra la actividad y hay mucha circulación de personas, el sistema sanitario vuelve a entrar en riesgo”, advirtió la funcionaria.

En declaraciones radiales, subrayó que “abrir y cerrar” la cuarentena “es una consigna” que tiene el Gobierno, y explicó que la última decisión tiene que ver con “abrir y cuidarse”, apelando a la responsabilidad individual de cada uno de los ciudadanos.

No obstante, advirtió que si con eso no alcanzara y la situación epidemiológica se complejizara a niveles preocupantes, el Gobierno no dudaría en retroceder a una fase más severa de aislamiento, como la que hubo entre el 1 y el 17 de julio.

En tanto, García detalló que aquellos municipios que ya están en fase 5 “van a poder habilitar actividades deportivas individuales y de esparcimiento al aire libre”.

Y le cerró la puerta a un pronto regreso a las aulas en el conurbano bonaerense, donde según aseguró “no están dadas las condiciones para la vuelta a clase”.

Por otra parte, dejó un mensaje de advertencia y precaución por el día del amigo: “No se puede (hacer) picadito de fútbol. No se puede (juntarse a tomar) cerveza en la esquina y no se puede reunirse aún en los municipios donde hay bares abiertos. Hay que mantener la distancia y evitar las juntadas”.