Lo aseveró de esta manera el Presidente del Consejo Superior del Colegio de Médicos de la provincia de Buenos Aires (también a cargo del Distrito IV), Dr. Rubén H. Tucci, sobre el avance y creciente oferta de TELECONSULTAS, videos y modalidades de asistencia inmediata a distancia a través de distintas aplicaciones. El jueves por la mañana se envió un comunicado al respecto.

“Nuestra postura es histórica respecto a este tema”, añadió Tucci ni bien culminó un diálogo de varios minutos con periodistas de la zona norte del Gran Buenos Aires. “No estamos negando el avance tecnológico. Porque entendemos que es interesante en cuanto al envío de imágenes, estudios bioquímicos, preparados, interconsultas entre profesionales y/o capacitación al personal de salud, pero una cosa no quita la otra. Sino que hay que ser preciso y no desinformar a la gente. El acto médico presencial no tiene reemplazo. Porque los médicos no pueden atender a sus pacientes a distancia”, remarcó.

Cabe señalar que la NO realización de la CONSULTA PRESENCIAL pone en riesgo la salud del paciente de manera integral. De manera que es una parte fundamental de la CONSULTA MÉDICA. También así al profesional que puede formular opiniones, diagnósticos y/o prescripciones sin el debido respaldo clínico. Teniendo que, luego, responder a juicios de responsabilidad profesional.

De manera unánime, tanto el Consejo Superior como CONFEMECO ratifican que “una cosa es la consulta entre colegas por un determinado tema, pero distinto es que un profesional de la salud atienda a un paciente a la distancia”.

El acto médico es presencial y requiere de la interacción del profesional con el paciente en forma personal, en un ámbito adecuado y respetando todas las implicancias ético-legales que rigen la profesión en nuestro país, para constituirse en una Consulta Médica.

El ejercicio de la medicina es una actividad interpersonal, hecho por personas para las personas. La formación ética y la calidad humana del trato con los pacientes es consustancial con la formación científica; y es por esto que reafirmamos la importancia de la anamnesis, a través de la historia clínica y del examen físico adecuado, que solo se logra de manera presencial.

“No vamos a permitir el avasallamiento y vulneración de la relación médico – paciente. Esto, definitivamente, es atentar contra la salud de la población. La TELECONSULTA no es una opción de atención médica”, culminó Tucci.