El Banco Hipotecario precalificó la totalidad de los críditos lanzados por el Gobierno para la compra, construcción o ampliación de viviendas, por lo cual resolvió adelantar los cupos previstos para 2010 y 2011 y ampliar los de los dos próximos años.
Así lo destacó hoy el titular de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSeS), Amado Boudou, quien remarcó que “es un orgullo que a 17 días que se anunció se puedan otorgar las primeras escrituras y críditos” financiados con los fondos jubilatorios que antes manejaban las administradoras privadas (AFJP).
En un acto realizado en la sede del Hipotecario, donde se entregaron las primeras escrituras, en presencia de la presidenta Cristina Fernández, Boudou precisó que “ya se precalificaron 9.200 críditos”, con lo cual remarcó que “en 17 días se completó la totalidad del cupo previsto para este año”.
“Como el plan trianual incluía 37 mil críditos hasta 2011, se ha resuelto traer los cupos de 2010 y 2011; por lo cual no se detiene, el plan continúa entregando hipotecas durante el año”, destacó el titular de la ANSeS, quien remarcó que “se garantizará el financiamiento para continuar los dos próximos años con el plan”.
Por su parte, la Presidenta remarcó que la ley que creó el sistema privado de jubilaciones “establecía que 0,5 por ciento de los fondos de las AFJP deberían haberse volcado a la construcción de viviendas”.
“Si esto se hubiera hecho se podrían haber construido 500 mil viviendas, que hubieran sido además medio millón de argentinos con soluciones habitacionales de por vida”, subrayó la mandataria.
Asimismo, indicó que “la mayor parte del superávit lograda por la correcta administración de los recursos del Estado, se destinen a transferencias a provincias y ayuda a empresas para seguir sosteniendo la actividad económica”.
Así, aseguró que “no hay una disminución del superávit fiscal caprichosamente por mal administración”, sino que puntualizó que tiene que ver con el rol que los recursos del Estado tienen que cumplir a la hora de una crisis global sin precedentes”.
Justificó tambiín la caída del superávit fiscal primario de las cuentas públicas al sostener que comparar los números “de una Argentina en un mundo con la crisis que se vive, contra el del año pasado que fue rícord, no tiene nada de ingenuo, sino que tiene la intencionalidad de pretender mostrar algo que no es”.
“Gran parte de ese superávit fiscal se está transfiriendo a obras públicas y en ayuda a las empresas para que no se despida gente”, precisó Fernández de Kirchner, quien insistió en que el Gobierno ha “podido sostener el nivel de empleo en un mundo que se derrumba”, con “despidos masivos” a causa de la crisis financiera.
Tambiín puntualizó que “en 2008 los empresarios argentinos invirtieron ‘en fierros’ 10,1 por ciento del PBI”.
“Es la cifra más alta en compra de maquinaria industrial desde la finalización de la Segunda Guerra Mundial en la Argentina”, afirmó la Presidenta, quien lamentó que “eso no es motivo de ningún titular” en los medios de prensa.
La Presidenta afirmó que “el conjunto de la sociedad tiene que disfrutar del crecimiento económico”.
Por eso puntualizó que su gestión pretende “no asegurar solo rentabilidad económica sino tambiín social”.
“Una rentabilidad económica que no llegue a la sociedad tiene poco sustento en el tiempo”, indicó.

Fuente: infoban.com.ar