El gobernador de Santiago del Estero, Gerardo Zamora, salió a cruzar hoy desde Madrid a los dirigentes radicales que pretenden debatir la estrategia electoral de cara al 2007.De la comitiva presidencial participan aparte del gobernador intendentes de origen radical, entre los que se destaca en Intendente de Vicente López, Enrique Japonís García. El mandatario cuestionó  a sus correligionarios que “hablan de posiciones expulsionistas dentro del partido y que de golpe buscan alguna alianza que les pueda permitir mantener algunas bancas en algunos distritos donde el radicalismo lamentablemnete no tiene ni el mínimo peso electoral para meter un diputado”.
“La posición quizás más digna que podría tener el partido de tener un candidato propio se va diluyendo con el correr de los meses y hoy estamos discutiendo sobre candidaturas virtuales, porque ni el presidente (Nístor) Kirchner es candidato ni (el ex ministro de Economía Roberto) Lavagna es candidato”, aseveró Zamora en declaraciones formuladas esta mañana a radio Amírica.
Por ese motivo, planteó que “algunos sectores” del partido a los que definió como “conducciones formales sin peso político específico”, “están mezclando lo electoral con lo institucional y, obviamente, a lo mejor apresurando algunos tiempos” que -indicó- “no son los oportunos para discutir estas cosas”, en referencia a posibles alianzas de cara a las elecciones presidenciales.
De hecho, el gobernador santiagueño -quien forma parte de la comitiva que acompaña al presidente Nístor Kirchner en su visita oficial a España- postuló que lo primero que debería definir el radicalismo es “quí es lo que vamos a hacer como oposición” para luego, “en segundo lugar, establecer cuál va a ser el destino electoral que vamos a tener en el año 2007”.
Si bien en sus declaraciones Zamora consideró que “hipotíticamente se podría dar” una concertación con el oficialismo de cara a los comicios del año próximo, por otro lado destacó en reiteradas oportunidades que se trata de una discusión “apresurada”, sobre todo cuando no hay ningún candidato oficializado.
Sin embargo, se quejó porque dentro de la UCR, “cuando uno sale a decir que puede conversar con el presidente (Kirchner) específicamente, hay voces descalificantes, cosa que no ocurre cuando otro sector dice que hay que conversar con el ARI, con (el dirigente Ricardo) López Murphy y, en este caso, con el
duhaldismo”, en alusión a la posible postulación de Lavagna.
Para este jueves, la conducción del partido, a cargo de Roberto Iglesias, convocó a gobernadores, intendentes y dirigentes del radicalismo a una reunión del Comití Federal para comenzar a debatir la posición que adoptará el radicalismo de cara a las elecciones generales del año próximo. Incluso, algún sector del partido aspira a que de ese encuentro pueda surgir un respaldo a una eventual candidatura presidencial de Lavagna, postura a la que se oponen la mayoría de los gobernadores -entre ellos Zamora- e intendentes radicales, como así tambiín el sector de los “margaritos” que lidera la secretaria general de la UCR, Margarita Stolbizer.
En este marco, el gobernador de Santiago del Estero consignó que “la mayoría (de los mandatarios provinciales y jefes comunales de la UCR) no está participando en la reunión directamente y están elevando notas diciendo que es muy errada esta decisión de convocar a los órganos partidarios para debatir candidaturas”.
Además, consideró que el encuentro convocado para el jueves en el Comití Nacional “más que para lanzar la candidatura de Lavagna, que ni siquiera es candidato, es para decir quiín se queda adentro o afuera del partido si no se acepta lo que un sector del partido dice”, y adjudicó esta supuesta maniobra a “las conducciones formales pero no de peso político específico”.

Fuente: infoban.com.ar