Se presume que la acción fue realizada por un grupo de vándalos que ingresaron por la noche al camanterio de la localidad bonaerense de Hurlingham y rompieron unas 86 placas de cemento y mármol.De acuerdo a la información brindada por fuentes policiales, un grupo de desconocidos ingresó al cementerio de Hurlingham, donde aprovechando el fin de semana y probablemente en horas de la noche, provocaron roturas en una gran cantidad de tumbas, a las que rompieron placas de cemnto y mármol.
El jefe de la necrópolis afectada realizó la denuncia correspondiente ante las autoridades policiales, precisamente en la subcomisaría del Barrio Mitre, de Hurlingham donde se instruyeron las actuaciones por “daños”.

Fuente: infoban.com.ar