El secretario general del Sindicato de Trabajadores Municipales de Vicente López (STMVL) Victorio Pirillo marcó su preocupación por la ocupación de camas, cercana al 100%, en el sistema de salud local que pone en “stress nuevamente al personal”.

Al respecto, aseguró que la discusión política sobre la presencialidad en las escuelas es “miserable” y “no está a la altura de las circunstancias”.

“Todos los días estamos monitoreando la crítica situación que atraviesa todo el país
La población y el sector del trabajo están muy golpeados en este contexto, en especial el personal de salud que casi no tuvo descanso el último año, sumado al déficit de la cantidad de personal y la sobrecarga de contagiados de este momento” expresó Pirillo en diálogo con InfoBAN.

En ese sentido, Pirillo remarcó que “estamos ante trabajadores que vienen muy saturados y que nuevamente vuelven a ser sometidos a un stress por un rebrote que recién comienza y no quiero pensar lo que puede ser en unas semanas cuando el frío comience a ser realmente fuerte”.

Este lunes el intendente vicentelopense Jorge Macri reconoció en una entrevista televisiva que quedaban solo 3 camas disponibles de terapia intensiva (el 10%) en el hospital municipal Houssay -para una población de 300 mil habitantes- al tiempo que defendía la presencialidad escolar, para lo que incluso se presentó en la Justicia con un amparo. Al día de hoy, fuentes de salud aseguran que ya estarían ocupadas.

Sobre la discusión política sobre las clases presenciales, Pirillo opinó que “cada cual atiende su juego pero la que padece es la gente. Los partidos de oficialismo y oposición están jugando al consumo de semanas, apelando a prácticas distractorias para mantener a la gente enfrentada con algo que no es el verdadero problema. Es una postura miserable e irrespetuosa con los casi 60 mil muertos y los millones de infectados. No están a la altura de las circunstancias”.

“Cada uno está buscando sacar rédito electoral sin importar los muertos. Pero nadie va a salir ileso de esta situación. La gente se va a sentir tan frustrada que va a pasar lo de 2001, y no va a querer a nadie” concluyó Pirillo.

El dirigente gremial perdió a su padre recientemente por un agravamiento del cuadro de covid-19. “Siempre sostuve la misma posición, antes de la pérdida de mi padre, perdí otros familiares, amigos y he estado en más de 20 sepelios de trabajadores: Ante el dolor, no hay espacio para la política” señaló Pirillo.

Y concluyó: “Es el momento de darle un giro a la historia salarial del sistema de salud, a una distribución más igualitaria menos explotadora cuando hay un sistema privado que hace fortunas sin prestaciones”.