El joven de 22 años que viajó en Buquebús desde Colonia quedó sumariado y judicializado, y se evalúan los resultados mídicos para confirmar si tiene coronavirus y eventualmente imputarle un grave delito por el que podría ser penado con hasta 15 años de prisión.

En caso de confirmarse que tiene el virus, la fiscalía a cargo de Alejandra Mángano podría imputarlo por el más grave de los delitos previstos en el Código Penal contra la salud pública, que preví hasta 15 años de prisión, aseguraron a la agencia de noticias Tílam fuentes judiciales.

Se trata del previsto en el artículo 202 del Código Penal, que reprime con “reclusión o prisión de tres a quince años” al que “propagare una enfermedad peligrosa y contagiosa para las personas”.

Además, de ser imputado, el joven quedará sujeto a “medidas patrimoniales para garantizar bienes” ante posibles demandas civiles por parte de los centenares de pasajeros y empleados de Buquebús obligados ahora a cumplir cuarentena.

El caso se registró ayer, cuando se advirtió que había un pasajero con síntomas de coronavirus a bordo de un buque de la empresa Buquebús que llegaba al puerto metropolitano proveniente de Colonia, Uruguay, con 400 personas.

A raíz de ello, tanto los pasajeros como la tripulación quedaron en cuarentena.

El buque San Patricio había partido a las 18.30 de ayer desde Colonia y arribó a las 19.30 al puerto metropolitano, pero allí Prefectura informó a los pasajeros que había sido detectado un joven con síntomas de coronavirus.

Según informó el ministro de salud porteño, Fernán Quiros, los pasajeros fueron trasladados a un hotel, ya que el buque no cuenta con la disponibilidad para mantenerlos allí por 14 días.

Fuente: infoban.com.ar