El Tribunal Oral en lo Criminal 4 de Morón comenzará a juzgar la semana próxima a un hombre acusado de haber asesinado a su esposa embarazada de ocho meses, y a sus dos hijos de 4 y 6 años.

El acusado es Antonio Orlando Cajal, de 29 años y nacionalidad estadounidense, que trabajaba como pintor y albañil y que, según los investigadores, quiso disimular los crímenes diciendo que a la hora en que ocurrieron estaba trabajando y habían entrado a robar.

Sin embargo, las pruebas llevaron a la justicia a procesar a Cajal por “triple homicidio agravado por el vínculo” de su esposa Lilian Fuño Rodríguez (26), embarazada de ocho meses y medio, de sus hijos Brian (6) y Rocío (4), cometido el 2 de noviembre de 2009 en General Juan Josí Valle 540, de Morón.

En el juicio, que comenzará el martes 28 de febrero, el TOC 4 de Morón deberá establecer si Cajal cometió los crímenes en base a las pruebas recolectadas y, de ser así, quí pena le correspondería.

Cajal se encuentra en libertad por una resolución de la Cámara del Crimen de Morón.

De acuerdo a la versión que dio Cajal al momento de los hechos, ese día se fue a trabajar y olvidó sus llaves, por eso necesitó pedirle a un vecino que le dejara saltar a su terreno.

Fue entonces cuando le aseguró a su vecino que estaba convencido de que algo malo le había pasado a su familia y al entrar encontraron los cadáveres en distintas partes de la casa: todos tenían golpes en la cabeza, pero a los niños los habían degollado.

Fuente: infoban.com.ar