Los niños de 4 y 6 años que habían desaparecido hace 15 días en la localidad bonaerense de San Fernando fueron hallados hoy en la estación ferroviaria porteña de Saavedra en poder de una pareja que los obligaba a mendigar.

Fuentes policiales precisaron que los niños, llamados Francisco y Estefanía, se encuentran “en buen estado de salud y de buen ánimo” junto a dos personas que llevaban un carro similar al que utilizan los cartoneros y que fueron detenidas.

El hallazgo de los niños se produjo alrededor de las 13.30 y fue posible gracias a los llamados que realizó una mujer a la policía y a familiares de los menores de edad desaparecidos el 5 de febrero.

Los niños, que caminaban por el andín, fueron identificados por efectivos de la policía que se encontraban en el lugar a travís de las fotografías que se difundieron públicamente y fueron llevados a un local de comidas de la estación ferroviaria.

“Estuvieron como una hora y media acá adentro, junto a un policía. Les dimos facturas y un cafí con leche, pero estaban bien. Justo salió el padre por televisión y los dos dijeron: ‘Ese es nuestro papá’. Fue muy emocionante que los pudieran encontrar”, dijo el dueño del local en declaraciones a la prensa.

En tanto, el padre de los niños, de nombre Alejandro, confirmó la aparición de sus hijos: “Son ellos, estoy feliz, porque llevaba varios días sin dormir”, expresó.

Los niños fueron llevados a la división ferroviaria Mitre, de la Policía Federal, donde fueron revisados por una mídica del SAME y luego trasladados en ambulancia al hospital Fernández, para realizarle las pericias mídicas del caso.

Los dos hermanos habían sido separados de su madre, que tiene problemas del alcoholismo, en el puente Carlos Casares, del acceso Norte de la autopista Panamericana, en San Fernando, y capturados por una pareja de indigentes para ser obligados a mendigar.

Otra hermana, de 7 años, que tambiín había sido retenida contra su voluntad y explotada, logró escapar en la zona de Barrancas de Belgrano y notificar el suceso.

La niña permanecía esta mañana en el hospital Pirovano, del barrio porteño de Coghlan, hasta donde fue trasladada por precaución.

En tanto, el padre denunció que su ex esposa “abandonó” a los niños y que despuís fueron secuestrados por “una pareja de malvivientes, que se hace pasar por cartoneros”.

El hombre, de 44 años, tiene una restricción judicial desde fines del año último, por la cual tiene prohibido acercarse a menos de 300 metros de la casa que compartía en La Cava con su ex esposa Mariana Duarte, quien lo denunció por violencia familiar.

Fuente: infoban.com.ar