Tras el fallo de la Corte Suprema de la Nación ordenando a la provincia a no cobrar el impuesto, el funcionario bonaerense aseguró que se seguirá cobrando el denominado “impuesto a las riquezas”.
El Director Ejecutivo de la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires (ARBA), Lic. Santiago Montoya; afirmó hoy que este organismo seguirá recaudando el pago de adicionales de inmobiliarios, urbano, automotores y embarcaciones en la Provincia, a pesar de la medida cautelar dictada por la Corte Suprema.
El máximo tribunal dispuso prohibir al gobierno bonaerense exigir el pago de adicionales al impuesto inmobiliario urbano y los tributos que pesan sobre automotores y embarcaciones deportivas o de recreación, sobre aquellas personas que cuentan con un patrimonio superior a los 500 mil pesos.
“Nosotros vamos a seguir aplicando las leyes vigentes con toda la fuerza de las herramientas que tenemos para hacerlas cumplir”, aseguró Montoya. Recordó que el fallo se refiere a un contribuyente, por lo que “los demás tendrán que continuar con el pago del impuesto. Seguiremos cobrando todo lo que tenemos que cobrar”, afirmó.
“Indudablemente todo este ruido de discusión de constitucionalidad o no, nos complica mucho más la cobranza”, admitió Montoya.
Reconoció que “existe la posibilidad de que la Corte, una vez que tome cartas en el asunto, termine disponiendo esa inconstitucionalidad, en cuyo caso siempre perderemos algunos millones de pesos”.
Aseguró que si no se puede cobrar el impuesto a la riqueza “es una pena porque son millones de pesos que se están cobrando dentro del grupo del 0,3 por ciento de los contribuyentes que más bienes tienen, y eso le quita un poquito de progresividad al sistema”.
No obstante, descartó que se produzca un problema recaudatorio en la provincia como consecuencia de la decisión judicial, por cuanto las expectativas de ingresos por este concepto eran muy moderadas.

Fuente: infoban.com.ar