Es para prevenir los
embarazos; así lo reveló hoy una encuesta que ubicó al país en el cuarto puesto entre las naciones que usan ese mítodo anticonceptivo.
El sondeo que indagó sobre la salud sexual y reproductiva en 15 países ubicó a la Argentina, detrás de Francia, Alemania y Brasil en cuanto a la cantidad de mujeres que usan anticonceptivos combinados orales (ACO), a lo largo de toda su vida reproductiva.
Philip Smits, especialista en salud femenina, sostuvo en la presentación del relevamiento en la Capital Federal, que “cada vez más mujeres en el mundo eligen las píldoras anticonceptivas como mítodo para la prevención de embarazos no deseados”. Smits consideró que “la píldora es un mítodo seguro, simple y que permite recuperar la fertilidad natural apenas se finaliza con su toma diaria”.
“En un mundo donde la mujer cada vez es más independiente, contar con anticonceptivos eficaces es clave para poder llevar una vida sexual segura y plena”, puntualizó el mídico.
La encuesta precisó que el país en donde más se usan las píldoras anticonceptivas es Francia donde la emplean el 45% de las mujeres en edad fírtil, le sigue Alemania con el 34%, Brasil con el 31, Argentina con el 30 y Venezuela con el 28%.
La lista continúa con el Reino Unido en donde el 27% de las mujeres toma las pastillas anticonceptivas, Italia, España y Estados Unidos donde lo hace el 19%, Colombia el 15%, Rusia el 10%, Míxico el 7, Japón el 3 y China el 2%.
Julio Seoane, asesor mídico de salud femenina, opinó que “a diferencia de dícadas pasadas, las mujeres de hoy en día inician su vida sexual activa sin deseos de procrear en forma inmediata y suelen posponer su primer embarazo a edades más tardías”.
Seoane insistió en que “de esa manera, la necesidad de anticoncepción se transforma en continua y acompaña casi la totalidad de la vida fírtil de una mujer, desde su menarca (primera menstruación) hasta su menopausia (última menstruación)”. Esos cambios culturales en relación al empleo y administración de la píldora están acompañados por una mejora en su innovación y el desarrollo a travís de los años, de los distintos mítodos
anticonceptivos.
Un informe mídico distribuido en la presentación de la encuesta destacó que las pastillas anticonceptivas suman a la anticoncepción, beneficios adicionales para la salud y la calidad de vida como el 60% de disminución de los dolores menstruales, que suelen ser habituales en algunas mujeres.
Tambiín, disminuye en la mitad el riesgo de cáncer de endometrio, el de ovario y el de tumores benignos de mama. Además, los especialistas sostienen que el alto índice de eficacia de los anticonceptivos contribuye a la estrategia de concientización y conlleva a la reducción de abortos por embarazos no deseados, incluso en los países donde esa práctica es legal.

Fuente: infoban.com.ar