Entrevista a Alan Temiño

Hace 5 años nació el programa nacional de Ciencia y Justicia del Conicet cuyo objetivo es el mejoramiento del servicio judicial, muy cuestionado por estos tiempos.

Para hablar sobre esta experiencia, InfoBAN Radio entrevistó a su responsable Alan Temiño, quien explicó los avances del programa y destacó que resultó en “un aporte a la resolución de casos” y “la formación de jueces y fiscales de los poderes judiciales de todo el país”.

“Es un programa que tiene 5 años. El conicet tiene 300 laboratorios con 11600 investigadores, otros tantos becarios, 2000 técnicos y mil administrativos. En cada uno de esos institutos había investigadores y técnicos que eran convocados por los poderes judiciales de manera individual y que además había una actividad forence que desarrollaban” explicó Temiño sobre el nacimiento de la iniciativa.

“Hace 5 años comenzamos a reunirnos con los tribunales superiores de las provincias y los ministerios públicos y para hacer convenios y trabajar en la demanda requerida, ya sea a través de capacitaciones o para formar equipos interdisciplinarios en causas complejas para que el juez tuviera las herramientas para saber lo que había sucedido en cada hecho” completó.

En tiempos en que la Justicia sufre cuestionamientos por los tiempos y fallos, Temiño adujo que “el gran objetivo del programa es el mejoramiento del servicio”.

En ese sentido, Temiño remarcó que “desde el Conicet hicimos un aporte a la resolución de casos y a la formación de jueces y fiscales de los poderes judiciales de todo el país” y marcó que “año a año el programa va incorporando jurisdicciones y actores del derecho”.

Sobre esta incorporación de actores del derecho, Temiño remarcó al abogado, y el comienzo de convenios con los Colegios, que inició con el de San Isidro.

“El abogado como operador del derecho no podía quedar afuera del programa, porque su labor es importante para la mejora del servicio como uno de los actores fundamentales del sistema, ya que representa al justiciable” explicó Temiño.

Y agregó: “El Colegio de Abogados de San Isidro fue el primero en acercarse al Conicet y tuvimos jornadas de capacitación en cuestiones de género, en la modificación del Código Civil y Comercial en materia de familia, el trabajo de una investigadora que estudia los derechos culturales, sociales y políticos en los tratados internacionales y su aplicación a la resolución de casos en la Argentina”.

“Al final del año pasado tuvimos una experiencia muy interesante con investigadoras del ámbito del área social, antropologas y sociólogas, con una jornada sobre las nuevas formas de trabajo, es decir, las apps como Uber o Glovo! y la relación de esos trabajadores con el mundo del trabajo” puntualizó.

Finalmente, Temiño señaló que “nuestro próximo desafío es un convenio con Córdoba que también es una plaza muy importante del derecho y también de la ciencia”.