Con bloqueos y asambleas, las trabajadoras y trabajadores de la indutria de la alimentación están reclamando aumento salarial del 40% y un bono de fin de año.

Según indicaron la dirigencia gremial, las cámaras se niegan a rediscutir paritarias luego del aumento del 6% otorgado 3 meses atrás.

“Recordemos que la industria de la alimentación fue declarada esencial y vienen trabajando desde el 20 de marzo y sus trabajadores han sufrido ser infectados y han habido fallecidos.
La decidia empresarial desató la bronca de la trabajadores” indicaron las fuentes gremiales.

Una de las empresas más grandes del sector, Mondelez, tiene sus tres plantas bloqueadas -Pacheco, Victoria y la provincia de San Luis- por sus comisiones internas y delegados. Lo propio ocurre con Bagley Arroyito, en varios lugares de Arcor Córdoba y Arcor de San Luis, y se van sumando.