La Justicia aceptó a la Dirección Nacional de Vialidad como querellante en la causa en la que se investiga a ex funcionarios de Cambiemos por presuntas irregularidades en la concesión de peajes en las autopistas Del Oeste y Panamericana.

Así lo señalaron a NA fuentes oficiales, luego de que se hiciera lugar al pedido del organismo que preside Gustavo Arrieta, quien hizo el tramite por pedido del ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis.

La Justicia también aceptó como querellante a la Unidad de Información Financiera (UIF).

“Estamos colaborando con la Justicia, pero ahora vamos a impulsar como querellantes esta causa para que se investigue hasta las últimas consecuencias la comisión de posibles delitos”, afirmó Katopodis.

Tras conocerse la decisión judicial, expresó: “Desde el Gobierno nacional mantenemos la misma posición desde que asumimos en diciembre: defender con todas las herramientas a nuestro alcance el patrimonio de todos los argentinos”.

En su presentación, Vialidad había apuntado a las “máximas autoridades” del Gobierno anterior, incluyendo a Macri, en el marco de una investigación por supuestas irregularidades que incluyen un presunto pago del Estado de 499 millones de dolares en concepto de compensación económica por la crisis que atravesó el país en los años 2001 y 2002.

“La maniobra instrumentada, estructurada sobre un andamiaje de compensación y condonaciones de multas y penalidades, requiere sin dudas del conocimiento de las máximas autoridades para su realización, que justamente resultaban los que tenían intereses manifiestos en las empresas concesionarias”, sostuvo el organismo.

Al frente de la causa se encuentra el juez federal Julián Ercolini, quien subroga el juzgado que dejó vacante al renunciar el ex magistrado Rodolfo Canicoba Corral, quien poco antes de dejar su cargo procesó a Nicolás Dujovne, Guillermo Dietrich, Bernardo Saravia Frías y Javier Iguacel.

Luego, el pasado 10 de septiembre, la Cámara Federal porteña anuló esos procesamientos, con las firmas de los jueces Martín Irurzun y Leopoldo Bruglia, por considerar que los acusados no habían tenido una debida defensa.

Ahora, la causa volvió a primera instancia y será Ercolini quien determinará si los vuelve a indagaraut