La ministra de Gobierno bonaerense, Teresa García, aseguró que la manifestación del 17A fue “un acto de irresponsabilidad” y consideró que en la oposición “hay una constante de entorpecer todas las decisiones” del oficialismo.

“La gente tiene la posibilidad de expresarse como quiera en un estado de normalidad. Ahora, en una situación de emergencia, convocar a una marcha es un acto de irresponsabilidad”, expresó García en declaraciones radiales.

Asimismo, cuestionó: “¿Quién se va a hacer cargo de la gente que se infecte en el día de ayer? ¿Patricia Bullrich? ¿Brandoni? ¿Lombardi?”.

En el mismo sentido, subrayó: “Uno de los adalides de la anticuarentena fue el filósofo Sebreli y hoy, lamentablemente, está infectado e internado. Es decir, nadie se salva de esto”.

La funcionaria consideró que la protesta “tiene una clara expresión y es una alocada carrera electoral de la oposición con vistas al año que viene y con un alto grado de irresponsabilidad”.

“Cuando Alberto Fernández dijo que algunos empresarios debían ganar menos, organizaron el primer cacerolazo”, aseguró, en tanto que sostuvo que “hay una constante por parte de la oposición de oponerse a cualquier cosa que haga el Gobierno”.

“Que esperen hasta el año que viene y se expresen en la elección. Cuando uno ve que el jefe de la oposición hoy está en la Costa Azul de vacaciones, en lo personal, no me da ni ganas de conversar con esa gente”, indicó.

Y concluyó: “El Gobierno tiene la responsabilidad de gobernar y la oposición debe vigilar las acciones del Gobierno, no de sentarse en la vereda de enfrente a tirar cascotes”.