En una mañana de sol pleno en Martínez, Inés y Judith, volvieron a compartir un café al aire libre después de cinco meses. Las vecinas disfrutaron del Take Away Plus, la nueva modalidad que dispuso el Municipio de San Isidro para bares, restaurantes y cafeterías. Ahora los locales pueden sumar bancos y sillas (no mesas) para que la gente disfrute a la distancia correspondiente de una bebida o comida. Hasta ahora, 129 locales de todas las localidades ya se sumaron a esta nueva iniciativa.

En el lanzamiento de esta propuesta, el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, recorrió locales de Martínez y Boulogne. “La idea es cuidar las fuentes de trabajo y la salud mental de la gente. Se trata de vivir esta cuarentena con más dignidad, entendiendo que la actividad económica no va en contra de la salud”, contó Posse.

Y agregó: “Fue un fin de semana de prueba que consideramos exitosísima, no sólo porque se reactivó la venta en locales gastronómicos sino también porque fue para los vecinos una válvula para descomprimir la angustia y la tristeza de tantos meses de cuarentena. El camino es ese: buscar protocolos que al mismo tiempo cuiden la salud física y mental de los ciudadanos y permitan la reactivación económica. Se viene una etapa de mucha concientización para que los vecinos asuman la responsabilidad individual de cuidarse y cuidar”.

A metros de la Estación de Martínez, “Café Preto” fue testigo de reencuentros que se hicieron esperar meses. Un sol magnífico y música de fondo le pusieron un plus al momento.

“Es la primera vez que tomo café con una amiga desde que empezó la cuarentena. Estoy convencida de que tenemos que ir recuperando la normalidad con los debidos cuidados. No sirve que nos obliguen a estar encerrados, porque ya conocimos los efectos nocivos que eso provoca en nuestra salud mental”, opinó la vecina Inés Uriburu.

Su amiga de toda la vida, Judith Patrich, sumó: “Esta movida es maravillosa, estábamos esperando algo así. Confío en que la ciudadanía es inteligente y no se quiere contagiar”.

El ex boxeador Jorge “Karateca” Medina, habitué del lugar, señaló: “Vengo siempre a tomar café, pero lo compraba y me lo llevaba; ahora que pusieron bancos se va a disfrutar más el momento”.

Del lado de los comerciantes, Juan Maturich, dueño de Preto, expresó: “Los vecinos que se acercan están respetando los protocolos con rigurosidad.

Desde el lanzamiento del take away plus que fue el viernes pasado la gente no para de venir y lo vive con mucho optimismo”.

Y enfatizó: “Como comerciantes vemos que el municipio siempre se mostró comprensivo con nosotros y los vecinos en esta situación de pandemia que ya lleva mucho tiempo y hay que buscar la forma de empezar a descomprimir”.

En Boulogne, los comerciantes también celebraron la llegada de la modalidad. “Nos va a sumar mucho, estamos muy felices”, sostuvo Rosina Nota, dueña de “Pechu”, local de comidas y bebidas en Av. Avelino Rolón y Los Ceibos.

A pocas cuadras, Gonzalo Viña, dueño de “La Curva Restó Bar”, agregó: “Esta idea del Municipio nos ayuda en este momento tan difícil para el comercio y aporta mucho en la salud mental de la gente que ahora puede quedarse un rato a tomar un café o comer algo en la puerta del local”.

Walter Pérez, secretario de Inspección, Registros Urbanos y Tránsito, explicó: “El municipio tiene la facultad de ejercer el control del cumplimiento de las medidas para garantizar las condiciones sanitarias laborables en medio de la pandemia. Por eso, nuestro cuerpo de inspectores sancionará o clausurará a las empresas y establecimientos que no cumplan con el protocolo municipal”.

Y completó: “Esta iniciativa apunta a preservar la fuente de trabajo de los comerciantes y de seguir buscando maneras creativas para que, sin romper la cuarentena, los vecinos disfruten de momentos al aire libre siguiendo protocolos y bajo estrictas medidas de bioseguridad”.

El viernes 14 de agosto, el Municipio informó a los comercios las condiciones de este nuevo sistema.  Durante el fin de semana, los inspectores verificaron en los locales el cumplimiento del protocolo.

Protocolo Take Away Plus

-Funciona de 7:00 a 20:00 durante la semana y de viernes a domingo, de 8:00 a 0:00.

-El consumo podrá ser en el lugar en espacios abiertos públicos y privados.

-El material que se use debe ser absolutamente descartable y se deberán desechar luego de usarse.

-No habrá elementos de uso común como aceiteras, saleras, servilleteros.

-Las “cartas” o menús tradicionales se deberán reemplazar por sistemas de código QR o letreros visibles, o cualquier modalidad que no implique manipulación.

-La distancia entre los “comensales” deberá ser de al menos dos metros.

-Los clientes no pueden ingresar al local.

Medidas de seguridad para los locales

-Un responsable que evite aglomeraciones.

-Diagramar el espacio donde se formarán las filas.

-El personal deberá utilizar todos los elementos de protección individual.

-Se deberá utilizar un banco o silla individual separado del otro a dos metros de distancia.

-No se permitirán mesas ni barras.

-No se permiten venta de bebidas alcohólicas.

Más información en www.sanisidro.gob.ar/coronavirus/habilitaciones-en-cuarentena.