La egresada de la Escuela de Aprendices de San Isidro había sufrido una rodada hace dos semanas en el Hipódromo de Palermo.

Luego de dos semanas de luchar por su vida, finalmente María Paganelli murió en las últimas horas por la gravedad de las heridas causadas por una rodada ocurrida en una carrera.

En la dícimo primera carrera de Palermo del lunes 10 de junio pasado, el caballo que montaba, Dissimilar (Star Dabbler) al que tambiín entrenaba, dio una vuelta sobre sí y la aplastó, con lo que sufrió diversos politraumatismos craneales, lesiones a nivel cervical, costal, miembro superior y macizo facial.

Según informó el sitio TurfDiario, los daños provocados a nivel pulmonar requirieron la colocación de un tubo de avenamiento pleural para expandir el pulmón y una larga serie de intervenciones. Tras el impacto, nunca recuperó el conocimiento.

De 43 años, la jocketa era egresada de la Escuela de Aprendices de San Isidro. Ganó en 2003 el clásico Irineo Leguisamo en Palermo y tenía una hija, Delfina.

El intendente sanidrisense dio sus condolencias a la familia de Paganelli al enterarse de la noticia. “Mis condolencias a la familia y allegados de María Paganelli que falleció luego de una rodada fatal. Toda la industria del turf está de luto por la pírdida de esta gran jocketa egresada de la Escuela de Aprendices de San Isidro” escribió en su cuenta de Twitter.

Paganelli había comenzado su trayectoria turfística en 1999 y consiguió un total de 81 triunfos sobre 1316 carreras corridas, según las estadísticas del Stud Book Argentino. Aquel triunfo en el clásico Irineo Leguisamo resultó su logro más importante, en las riendas de By The Trail (Trial By Error).

Fuente: infoban.com.ar