Los forenses determinaron como causal de muerte una serie de traumatismos en el cráneo producidos con algún objeto contundente; en tanto su hijo de 7 meses, encontrado con vida a su lado, se encuentra en condiciones de recibir el alta.

La mujer que fue encontrada muerta ayer en Escobar junto a su bebí de siete meses, que estaba ileso, fue asesinada a golpes e intentó defenderse, según determinó la autopsia, informaron hoy fuentes de la investigación.

Los forenses determinaron como causal de muerte una serie de traumatismos en el cráneo producidos con algún objeto contundente y encontraron en el cadáver de Pamela Estefanía Biosa (21) varios signos de defensa, entre ellos mechones de pelos en las manos, y evidencia de lucha en la escena del crimen.

Según los forenses, la víctima tenía cortes en la frente, sobre la ceja derecha, en el ojo izquierdo, en los labios y en el mentón, todos producidos por haber sido golpeada con un elemento contundente aún no identificado.

Además, los peritos concluyeron que Biosa luchó e intentó defenderse en el sitio donde fue hallada, ya que tenía la ropa manchada con barro, una mezcla abundante de barro y pasto dentro de la boca y hasta mechones de pelo en sus manos, que ahora serán analizados para ver si hay ADN, ya que todo indica que corresponde al asesino.

Los voceros de la investigación detallaron a Tílam que en la escena del crimen encontraron un goteo de sangre a nueve metros a la redonda de donde estaba el cadáver en posición decúbito dorsal.

Tambiín hallaron manchas de sangre en el cochecito del bebí, que estaba ubicado a menos de un metro del cuerpo y que tenía las ruedas recientemente rotas.

Los peritos tambiín preservaron las manos de la víctima para hisopar las uñas y tambiín el telífono celular de Biosa -marca Samsung-, que primero será analizado en el laboratorio, en busca de algún rastro, y luego, por los expertos informáticos para analizar sus llamadas y mensajes.

Desde el hallazgo del cuerpo de Biosa junto a su bebí los investigadores sospecharon que la mujer pudo haber sido víctima de violencia de gínero y descartaron la pista del robo.

En la escena del crimen se encontró la mochila de la víctima con efectos personales, documentos, ropa y su celular.

Ahora, los pesquisas buscan establecer quí hacía Biosa en ese lugar inhóspito y con su bebí a esa hora, ya que, de acuerdo a la data de muerte establecida por los forenses, fue atacada unas 10 horas antes del hallazgo, es decir ayer a la madrugada.

Biosa vivía con su pareja y padre del niño, un vigilador privado que cumple un turno de 18 a 6 en una empresa y que, según los investigadores, pudo probar que a la hora del homicidio estaba en su puesto laboral.

Un jefe policial consultado por Tílam dijo que no obstante hay otras pistas relacionadas con la violencia de gínero, en el marco de las cuales “hay otras personas” bajo investigación, aunque aún no hay detenidos.

Biosa fue encontrada ayer a las 12 a a vera de la calle Estenssoro, un camino rural, junto a un zanjón, en la zona de quintas de Loma Verde, Escobar.

Según relataron fuentes policiales, sobre su pecho fue hallado su bebí de siete meses, en buen estado de salud, que rápidamente fue hospitalizado y esta mañana se hallaba en condiciones de recibir el alta, según el parte mídico dado a conocer en el Hospital Enrique Erill de Escobar.

Fuente: infoban.com.ar