Los lujosos inmuebles suelen estar a nombre de sociedades anónimas, algunas de ellas “offshore”. Como nunca tuvieron voluntad de pago, el Municipio solicitó a la Justicia la venta de estas propiedades en pública subasta. Cabe destacar que con el pago de las tasas municipales se sostienen servicios clave, como los hospitales, la seguridad y la higiene urbana.

El Municipio de San Isidro solicitó a la Justicia el remate de dos mansiones del distrito que tenían deudas millonarias en la tasa municipal de ABL. Se llegó a esta instancia porque durante años nunca hubo voluntad de pago por parte de los deudores. Estos lujosos inmuebles están a nombre de sociedades anónimas y las denominadas “offshore”, aquellas que se caracterizan por estar radicadas en un determinado país que, usualmente, es un “paraíso fiscal”.

Tal como reza el cartel (que se coloca en el frente de estas mansiones) “el Municipio remata esta propiedad por incumplimiento de pagos municipales y especulación que perjudica la calidad de vida de todos los vecinos”.

“Aquel que especule con no pagar las tasas municipales pudiendo hacerlo, desde el Municipio se le solicitará al juzgado que lleve esos inmuebles a remate judicial. Con el pago de las tasas municipales que abonan con mucho esfuerzo los vecinos se sostienen servicios clave, como el patrullaje, la higiene urbana y los tres hospitales municipales que, como todos sabemos, hoy atraviesan una realidad dura con el tema de la pandemia”, dimensionó el intendente de San Isidro, Gustavo Posse.

 

Una de las mansiones está ubicada en Isabel La Católica 1388 (Beccar) y algunas de sus características son: cancha de tenis; piscina de 180 metros; siete dormitorios, cinco baños, 7 mil metros cuadrados de parque y unos 1.919 metros cuadrados cubiertos. El titular es Balmont Holding LTD, una sociedad extranjera “offshore” con domicilio en las Islas Vírgenes Británicas.

El otro inmueble está en Monseñor Calcagno 922 (Barrio Santa Rita, Boulogne); es de una sociedad con domicilio en la Provincia de Salta. Se trata de una propiedad en un terreno de más de 1.500 m2.

“Aplicamos un concepto de equidad tributaria por el cual se protege al que paga y al que menos tiene, pero no a aquellos que especulan. Por ejemplo, en el caso de los gastronómicos y gimnasios que están pasando un mal momento por las restricciones de la pandemia les reducimos en un 50 por ciento las tasas. Eso es equidad tributaria”, sumó Posse.

María Rosa García Minuzzi, secretaria Legal y Técnica del Municipio, explicó: “Intervenimos dos propiedades efectuando un acta de constatación de ocupación del inmueble por deudas millonarias de ABL. Como jamás hubo voluntad de pago por parte de los propietarios, los juzgados 11 y 15 del Departamento Judicial de San Isidro dispusieron la venta en remate de estos inmuebles que oscilan entre un millón de dólares de valor real y tres millones de dólares, respectivamente”.

Y resaltó: “Mientras la mayoría de los vecinos cumplen con sus obligaciones con mucho esfuerzo, por otro lado, tenemos este acto de injusticia por deudas millonarias de contribuyentes que no tienen dificultad para afrontar los pagos de ABL”.

El Municipio ha detectado otros 60 casos similares de propietarios que viven de forma lujosa , pero especulan no pagando las tasas municipales. En caso de no regularizar su situación, el camino será el mismo: el Municipio solicitará a la Justicia la subasta pública de estas propiedades.