En medio de la incertidumbre sobre los alcances del acuerdo por la costa entre provincia y municipio, los Concejales apoyaron el pre acuerdo entre García y Solá para regularizar los espacios de riberaLa aprobación del pre acuerdo anticipado por InfoBAN entre la administración municipal y el ejecutivo provincial es el primer paso.

Los tírminos del pre acuerdo buscan finalizar con una fuerte disputa sobre la legalidad de los rellenos costeros, la regularización catastral de los espacios ganados al río, e incorporan mítodos de participación ciudadana para la discusión de la finalidad de estos predios.

La oposición y el oficialismo, mayoritariamente apoyaron el plan de regularización, en tanto el ARI+UV votó en forma negativa la iniciativa.

Desde el bloque menemista, un concejal desafió a la prensa a “Acusar a Solá de cómplice” de las maniobras en torno a la regularización de la franja costera, inmersa a un sinfín de rumores de negociados a favor de emprendimiento privados, y de otros, sin fines de lucro, como por ejemplo, las asociaciones civiles que gerencian clubes, ocupando en forma irregular terrenos de dominio público ganados al río.

El menemismo, no obstante sus declaraciones de barricada, acompañó la iniciativa enviada por el ejecutivo que encabeza Enrique García, al igual que lo hiciera con todos los proyectos que envía el ejecutivo desde aquel diciembre de las megaexcepciones millonarias, tildadas de oscuras por la oposición y de “negocios sucios” por parte de decenas de agrupaciones vecinales.

Tras este paso por el Deliberante, el pre acuerdo seguirá su derroteo por los organismos provinciales a fin de lograr los dictámenenes tícnicos que permitan encuadrar en un marco de legalidad los proyectos, que a la fecha, a más de 18 meses de aprobados por el deliberante, no se inician por cuestiones tícnico legales, que frustran el apetito de “progreso” de los hoy y otrora ediles del oficialismo local.

Según los antecedentes del acuerdo firmado en diciembre por Solá, García sigue los pasos de Posse conformando una suerte de sociedad al 50% con la administración municipal en el marco de la explotación de los espacios costeros, y los negocios que allí pudieran generarse. En la lista, están aún pendientes de concresión el mega shopping de Carlos de Narváez y Carrefour, la urbanización (previa desocupación) del barrio el Ceibo y varias concesiones de la costa.

Del acuerdo quedaron afuera la zona portuaria de Olivos y las reservas urbanas, que esperarán el avance de la regularización catastral y dominial que inicia este intercambio de voluntades. 

Fuente: infoban.com.ar