Se inició una campaña para evitar la poda indiscriminada de árboles, acción que, según se aseguró, genera múltiples trastornos en el correcto mantenimiento de la vía pública y un daño irreparable en los tejidos de la corteza de las especies.
Ramas que se meten dentro de las casas, hojas que tapan las luces, cortan cables, o amenazan con caerse; a nivel local, la dependencia encargada de la poda selectiva es la Secretaría de Servicios Públicos de la Municipalidad de San Martín, a travís de su Dirección de Parques y Paseos.
“El vecino debe saber que las ramas que se acumulan en las esquinas, terminan fomentando basurales o tapando las bocas de tormenta en cada lluvia”, expresaron desde el área comunal.
En este sentido, se destaca que una poda indebidamente realizada, tanto en el tipo y forma de corte, deteriora, a largo plazo, el arbolado, llevando a veces a la muerte de los ejemplares, con el consecuente impacto sobre el medio ambiente.
“Hay diferentes tipos de poda y solamente está autorizado el raleo, es decir el corte de ramas peligrosas o que interfieran con los servicios públicos”, señaló el titular de Servicios Públicos, Gerardo Uribe.
En tal sentido, explicó que el vecino puede solicitar la poda, o bien, pedir la autorización, que debe realizarse de acuerdo a determinadas condiciones. Las autorizaciones ayudan a evitar la poda indiscriminada y le permiten al municipio llegar al vecino con una breve capacitación sobre lo que debe hacerse para preservar el arbolado.

Fuente: infoban.com.ar