Dos hermanos de 4 y 6 años fueron asesinados hoy a golpes en la cabeza dentro de su casa de la localidad de Pilar y por el doble crimen la policía detuvo al padre de las víctimas.
El padre de los chicos, identificado por la policía como Julio Silveyro, fue apresado durante un procedimiento en Perú y Avellaneda, en pleno centro de Pilar.
Los investigadores creen que Silveyro planeaba fugarse al interior del país.
De acuerdo a los testimonios eran frecuentes los malos tratos que sufrían los chicos.
Fuentes policiales informaron a Tílam que se cree que los niños fueron atacados con un maza y mientras dormían ya que sus cuerpos fueron encontrados cubiertos de sangre sobre sus camas.
Según las fuentes, el hecho ocurrió esta mañana en una vivienda ubicada en calles Houssay y Estados Unidos, en el barrio Agustoni de Pilar, en la zona norte del Gran Buenos Aires.
En esa humilde casa residían dos hermanos de 4 y 6 años junto a su padre, de nombre Julio, quien recientemente se había separado de las madre de los niños.
Según las fuentes, todo se inició cerca de las 8:30 cuando el personal de la comisaría primera de Pilar recibió un llamado del hospital zonal que indicaba que los dos hermanitos habían sido asesinados dentro de su domicilio, presuntamente por su padre.
Cuando los efectivos policiales se dirigieron hasta la casa de Silveyro se entrevistaron con el padre del sospechoso que les contó que sus nietos estaban muertos y su hijo había escapado.
De acuerdo al relato del abuelo de los niños, otro de sus hijos, Avellino, se enteró de lo ocurrido por medio de su cuñado y fue hasta la casa de su hermano Julio.
Los voceros policiales indicaron a Tílam que Avellino vio a travís de la ventana a sus dos sobrinos ensangrentados sobre sus camas por lo que entró a lugar y se peleó con Julio.
Las fuentes dijeron que en medio de la reyerta, el padre de las niños escapó del lugar a la carrera, cruzó un descampado lindero y desapareció.
Mientras el abuelo de los hermanitos relataba lo ocurrido a los agentes, los mídicos de policía y los peritos inspeccionaron la vivienda y constataron que los niños estaban muertos.
De acuerdo a la primeras averiguaciones surgidas de la escena del doble crimen, los hermanitos fueron asesinados a golpes en la cabeza y rostro, presuntamente aplicados con una maza y mientras dormían, señalaron los voceros.
Sin embargo, los pesquisas determinaran la mecánica de la muerte cuando en las próximas horas se realice la autopsia a los cadáveres de la víctima en la Morgue Judicial.
En el lugar del hecho estuvieron presentes a cargo de las primeras diligencias los policías de la seccional local, de la Jefatura Distrital y de la Subdelegación Departamental de Investigaciones (SubDDI) de Pilar.
El caso, caratulado como “doble homicidio”, es investigado por el fiscal Gonzalo Acosta, titular de la la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 de Pilar, descentralizada del Departamento Judicial San Isidro.

Fuente: infoban.com.ar