El padre de la adolescente de 16 años que murió el fin de semana último luego de asistir a un boliche de la localidad de Haedo, negó hoy que su hija haya fallecido por consumo de drogas y dijo que “no le aguantó el coranzoncito”.
El hombre, identificado como Fabián, dijo en declaraciones a radio Uno que su hija, Camila, “tuvo un desmayo, tiene que descansar en paz”, al negar que haya muerto por consumo de drogas o por un problema de salud previo.
“No sigan molestando, no le aguantó el corazoncito, estaba en un ambiente deportivo sano, Camila estaba en perfecto estado de salud”, aseguró Fabián, visiblemente molesto y conmovido a la vez.
La adolescente de 16 años murió el fin de semana último, “en la puerta del Instituto Marianista, del barrio porteño de Caballito, luego de que le realizaron maniobras de reanimación”, informaron a Tílam fuentes del Ministerio de Salud porteño.
“Estuve en la morgue, desgraciadamente tuve que leer el informe de la autopsia, díjenla, porque indirectamente al mencionar instituciones están metiendo a sus compañeras, se está lastimando a mucha gente”, pidió el hombre.
Asimismo, señaló que “las instituciones donde Camila estudiaba y hacía deportes son intachables” y agregó que “la conducta que teníamos tanto su madre como yo y nuestros parientes es recontra sana y no tengo nada que decir”.
“La gente que nos conoce sabe quí calidad de hija y amigos tenemos”, agregó y señaló que “en el club San Cirano hacemos charlas continuas sobre el mal que nos castiga y está dando vueltas”.
La causa judicial por la muerte de la adolescente estaba a cargo de la justicia Federal y pasó a la fiscalía de Morón, ya que previo a la muerte, la adolescente estuvo en un boliche de Haedo, informaron fuentes judiciales.

Fuente: infoban.com.ar