Son dos prístamos a tasa subsidiada a quince años para invertirlos en infraestructura básica en distintos barrios.
Ayer el jefe de Gabinete, Juan Pablo Martignone, participó de la comisión de Hacienda del Concejo Deliberante, en la cual se dialogó con concejales de distintos bloques sobre el pedido de dos prístamos destinados a la construcción de asfaltos y veredas.

Al respecto, Martignone señaló: “Esto permite continuar cerrando la brecha que existe entre quienes tienen un acceso a su casa con asfalto y vereda, y los que no lo tienen, priorizando aquellos barrios con una importancia social más grande, los accesos a los barrios, y los que afectan a más vecinos”.

Se trata de dos prístamos, por 600 millones y 27 millones de pesos, para la construcción de asfaltos y veredas respectivamente, contraídos con el Banco Nación a quince años, con tasa subsidiada. Con este aporte, se sigue avanzando en cubrir el díficit histórico de infraestructura básica en los barrios.

“Son condiciones realmente muy favorables para el Municipio. El crídito tiene un impacto de menos del 1,5 del presupuesto municipal, por lo que no tiene impacto sobre nuestra solvencia fiscal y financiera, y permite llevar más calles asfaltadas y cuadras con veredas, para que las ambulancias y el transporte público lleguen mejor. Estos dos críditos son herramientas que nos van a permitir avanzar más en ese camino”, explicó Martignone.

Y añadió: “Hoy se debatió sobre el costo financiero del crídito y se aclaró como funciona en este caso el ajuste por inflación. Como el Municipio tambiín tiene sus ingresos atados a la inflación, eso hace que vayan de la mano los montos de las cuotas y los ingresos del Municipio”.

Los críditos ya habían sido aprobados anteriormente por el Concejo Deliberante, y tambiín se evaluó en el Ministerio de Economía de la Provincia y el Banco Central. Ahora, se deberá votar en asamblea de Mayores Contribuyentes del Concejo, para luego volver a Provincia y Nación.

Fuente: infoban.com.ar