kicillof-ampliacion-centro-diagnostico-garin-sujarchuk-gollan
El gobernador de la provincia de Buenos Aires Axel Kicillof reflexionó hoy que la Argentina ocupa el lugar número 20 entre los países “en cantidad de vacunas”, ponderó la campaña de inmunización que se lleva adelante contra el coronavirus y destacó que “no fue casualidad, ni magia” sino que “hay un gobierno que cree en la igualdad y que trabaja incesantemente por el bienestar y la felicidad de su pueblo”.

“Hoy tenemos las vacunas, que son el bien más preciado en este mundo. Hay miles de millones de personas que necesitan esas vacunas para poder estar un poco más protegidos de la pandemia. Hicimos un trabajo inmenso para conseguir esas vacunas. Estamos aquí siendo el país número 20 en cantidad de vacunas del planeta”, dijo el gobernador al inaugurar el nuevo anexo de internación de la Unidad de Diagnóstico Precoz de Garín.

Acompañado por el intendente de Escobar Ariel Sujarchuk, y sus ministros de Hacienda Pablo López y Salud Daniel Gollan, Kicillof agregó que “tampoco fue casualidad ni magia” lo que se hizo frente a la pandemia sino que “se trató de un Gobierno que cree en la igualdad y trabaja por el bienestar y la felicidad de su pueblo”.

El gobernador recordó que a comienzos de 2020, se veía “que los países más desarrollados del mundo se veían desbordados por el virus” y rememoró “las espantosas imágenes de gente muriendo en pasillos, las fosas comunes y los trabajadores de la salud atendiendo con bolsas a modo de barbijo porque esta enfermedad nos agarró por sorpresa y no se pudo dar respuesta”.

“A todos los que tenemos sensibilidad y principio de realidad, nos agarró miedo ante esa pesadilla que se vivía en los países más ricos del mundo”, describió.

Sostuvo que en la provincia el sistema de salud estaba “en estado de abandono, deterioro y destrucción” porque la administración anterior había dejado “tierra arrasada voluntariamente”.

Sostuvo que, a comienzos del año pasado, desde el Poder Ejecutivo se preguntaban “si ante el desastre que se avecinaba” se podría hacer frente al Covid, ya que “se venía una calamidad sanitaria y teníamos el sistema sanitario destruido porque el gobierno anterior no confiaba ni tenía interés en el Estado”.

“En ningún rincón de los 307 mil Km2 de la provincia ningún bonaerense pidió ayuda y tuvo como respuesta la indiferencia. Ahí estuvo un Estado presente, solidario, que cuida, acompaña y protege”, enfatizó.

El gobernador apuntó que “en la peor de las condiciones y, en tiempo récord”, se pasó de 883 camas de terapia intensiva a 2400 y añadió: “Se hizo en un año y medio más que en 200 años de historia en expansión del sistema de salud”.

En ese contexto, Kicillof planteó que desde la oposición “agreden” al oficialismo y buscan “generar obstáculos, desánimo y odio”, pero “todavía no pudieron explicar por qué no abrieron 5 hospitales estaban listos para inaugurar”.

“No lo digo con rencor sino con estupor”, prosiguió y les pidió a los referentes de Juntos por el Cambio que expliquen “por qué y para qué destruyeron el sistema de salud”.

Contó que, además de trabajar para atender la pandemia, se trabaja “en la reconstrucción de la provincia” y dijo que, en ese marco, “hay una luz de esperanza, que es la vacuna”.

“Ojalá que la oposición gaste una pequeña cuota de la energía que pusieron en denostar la vacuna y hacer acusaciones de coimas, que son absolutamente falsas, para arremangarse y ayudar”, razonó.

“Se volvió a la presencialidad escolar, pero hay que seguir cuidándose”, evaluó y pidió “a los que siempre conspiran” que se pongan “del lado de la vida y de los cuidados”.

“Hicieron una campaña infame, pero fracasaron: hay 9 millones de inscriptos para vacunarse”, agregó Kicillof y expuso que “es espantoso estar todo el tiempo boicoteando y montándose sobre la natural ansiedad de todos” con una finalidad política.

Subrayó que “no es más libre el que no se cuida” y recalcó que “no se puede instigar a contagiar al prójimo porque este es un tema colectivo y social”.

“La vacuna nos devolverá la libertad de estar con menos restricciones y recuperar todo aquello que perdimos”, continuó y finalizó: “acá lo que está en juego es cómo devolverle sus derechos a los bonaerenses”.

Luego, López analizó que “esta obra expresa lo que se viene haciendo desde que asumimos: un trabajo coordinado entre los gobiernos nacional, provincial y municipal” y contó que el objetivo de Kicillof fue siempre “poner la provincia en macha, porque estaba devastada en todos sus niveles”.

“La vacunación avanza a pasos agigantados y nosotros vamos a continuar trabajando para reconstruir la economía de la provincia, reactivando la producción”, señaló y concluyó: “Hay medidas que se seguirán tomando para que Buenos Aires se ponga en marcha”.

En tanto, Sujarchuk dijo que “esta es la ampliación más grande en salud de la historia del partido, sumado en Garín 36 camas de internación, que completan 64 en total” y añadió que en todo el partido “ya son 281 las camas”.

Sostuvo que “con esta obra, no habrá un solo paciente que quede son derecho a la salud”.

A su turno, Sandra Tirado, secretaria de Acceso a la Salud, del Ministerio de Salud de la Nación, celebró el avance de la campaña de vacunación y dijo que “estamos empezando a salir de esta pandemia que nos trajo tanta tristeza al pueblo”.

“La cantidad de camas, respiradores y monitores que se sumaron, se hizo con un Estado presente que cuida a su gente”, finalizó.