Se trata del secretario de Hacienda del municipio, Guillermo Romero, procesado en la causa que investiga el pago de coimas por parte de la multinacional alemana durante el menemismo.
Guillermo Romero es uno de los 17 empresarios embargados y procesados en el mes de diciembre de 2013 por el juez federal Ariel Lijo, en este caso como directivo de una UTE -Itron- que participó de la maniobra a cambio de no impugnar la decisión estatal de contratar a Siemens It Services, una subsidiaria de la multinacional.

Romero presentó su renuncia, en la cuerda floja del gabinete del único distrito macrista del conurbano a partir de su involucramiento en la causa que es un emblema de los casos de corrupción de la era menemista, ya que la propia Siemens reconoció en Estados Unidos haber pagado a funcionarios más de 106 millones de dólares en coimas.

Itron, una empresa entonces perteneciente a SOCMA, habría acordado con ísta para permitirle hacerse con el millonario contrato de confección de los DNI, en palabras de la justicia “la empresa competidora en la licitación que fue incluida en el proyecto a cambio de no impugnar la decisión estatal de contratar a Siemens It Services”.

La investigación lleva ya cerca de quince años, desde que en el año 1996 la filial argentina de Siemens intentó quedarse con la impresión de los DNI.

El hasta ahora secretario de Hacienda de la gestión de Jorge Macri está procesado en dicha causa bajo la figura de “partícipe necesario del delito de cohecho activo”.
Romero argumentó ante la justicia que no era directivo de Socma Americana SA sino “apoderado sin capacidad de decisión”, y en su entorno sostienen que se trata de una causa de la actividad privada que nada tiene que ver con su función pública.

Fuente: infoban.com.ar