El peronismo de San Isidro criticó al bloque oficialista que responde al intendente Ramón Lanús por "apoyar las irregularidades" de la gestión de Gustavo Posse, con quien se enfrentó en la interna el año pasado.

"El oficialismo apoyó las irregularidades de la gestión anterior. Las mismas que habían denunciado" señaló el concejal del Frente de Todos y Frente Renovador Federico Meca.

A su vez, Meca responsabilizó a Convocación Por San Isidro, aliado de Lanús, de la aprobación de la rendición de cuentas del período 2023, el último del gobierno possista, al abstenerse en la votación, cuando habían sido muy críticos.

"El vecinalismo de Convocación se abstuvo, que en realidad es lo mismo que apoyarlos. Nos preguntamos, ¿cuál habrá sido la negociación entre todos ellos?" manifestó el edil massista.

Y concluyó: "El deterioro en San Isidro es cada vez más notable. La gestión actual y la anterior siguen siendo cómplices".