Los fondos saldrán del presupuesto de la Cámara baja y cada diputado tendrá que justificar con fundamentos el pedido para destinar fondos a determinada institución social.
Con el consentimiento del oficialismo y de la oposición, la Cámara de Diputados dispuso esta tarde el otorgamiento de un subsidio de 100.000 pesos a cada legislador para que de acuerdo a su criterio, y con la debida justificación, done esos fondos a centros de asistencia o de salud, comedores infantiles o instituciones sociales que hayan incrementado su volumen de trabajo producto del avance del coronavirus en el país.

Según supo NA de fuentes parlamentarias, esos fondos especiales saldrán del Presupuesto de la Cámara baja.

Cada diputado tendrá que justificar con fundamentos el pedido para destinar fondos a determinada institución social, y luego hacer una rendición de que efectivamente hayan sido utilizados con los fines propuestos.

De acuerdo a las fuentes consultadas, la propuesta “surgió del oficialismo”, pero “no hubo ningún contrapunto” ni objeción por parte de la oposición.

Fuente: infoban.com.ar