KPMG realizó su encuesta anual bajo la consigna de “hallar un punto de equilibrio”.

La encuesta se hizo durante enero en todo el país y fue respondida por 80 CFO’s y especialistas impositivos de empresas medianas y grandes dedicados en forma exclusiva al manejo de los temas impositivos de sus organizaciones.

El impuesto a los Ingresos Brutos sigue siendo el que más incide en la formación de los precios de productos y servicios, se han postergado inversiones por el marco fiscal que tiene el país y, por otra parte, no ayuda a bajar la informalidad de la economía, son algunas de las principales conclusiones de la encuesta de impuestos que realiza cada año KPMG en este caso titulada “Los impuestos en la Argentina: Ante la necesidad de hallar un punto de equilibrio”, que recabó la visión de las empresas sobre el impacto de los impuestos en la actividad económica y en sus negocios.

La muestra se dividió en tres temas centrales: 1) Presión fiscal receptada. Incidencia en precios y planes de inversión de las empresas; 2) Percepción del funcionamiento de las autoridades fiscales nacionales y provinciales; y 3) Perspectiva para 2020. Se hizo en enero en todo el país y se obtuvieron 80 respuestas de CFO´s y especialistas impositivos de empresas medianas y grandes dedicados exclusivamente al manejo de los temas impositivos de sus organizaciones.

En el informe analítico de los resultados se señala que el comienzo de una nueva administración suele generar lógicas expectativas en relación al rumbo que se tome en materia fiscal y en este sentido “los primeros pasos del nuevo gobierno han sido inequívocos en la búsqueda de mayores recursos fiscales y muestran una agenda donde los temas impositivos son instrumentos esenciales para el logro de objetivos económicos”, se afirma. Y se pregunta luego: “¿Habrá espacio para repensar el marco fiscal buscando un objetivo de desarrollo o bien las necesidades recaudatorias dominaran la escena de los próximos años? ¿Podremos armonizar ese equilibrio entre lo importante y lo urgente? Mientras tanto, en un contexto de inestabilidad económica los impuestos siguen siendo un aspecto clave en los costos de las empresas y en la definición de precios. Resaltamos entonces la importancia de la opinión de los especialistas en relación a su visión del impacto fiscal del año 2019 y la perspectiva sobre inversiones, financiamiento y actividad económica que nos deparará el 2020.”

Según Fernando Quiroga Lafargue, socio a cargo de Servicios Financieros de Impuestos en KPMG Argentina y responsable de la encuesta, aseguró que “de las opiniones mayoritarias surge que la presión fiscal es percibida como un obstáculo fuertemente disuasivo en la planificación de nuevos proyectos de inversión en Argentina”.

Y amplió: “Al igual que en las opiniones recibidas en los últimos años la visión mayoritaria de las empresas es que el Impuesto sobre los Ingresos Brutos es el que incide más fuertemente en la determinación de precios de productos y servicios que se comercializan. Este gravamen merecería una consideración especial en futuras reformas fiscales dada su fuerte incidencia distorsiva en contra de la competitividad. La suspensión de un año de los compromisos del Consenso Fiscal en una instancia donde se iban a empezar a percibir con mayor nitidez las rebajas de alícuotas, es una señal que los encuestados ven con pesimismo en cuanto a su carácter temporal”.

En cuanto a las expectativas con relación a este año, Quiroga Lafargue indicó que “con la perspectiva de una presión fiscal agravada para 2020 que surge de la casi totalidad de las respuestas se infiere una creciente dificultad para que las empresas pongan en marcha nuevos proyectos.”

Otro resultado a destacar es el relacionado a la pregunta de si fuera posible determinar los precios de sus productos o servicios de 2019 en función de la carga impositiva de las provincias, las tres más caras que encabezan el ranking son la Provincia de Buenos Aires, la Ciudad de Buenos y la Provincia de Córdoba.

Con relación a cómo perciben al Fisco Nacional en cuanto a su objetividad y respeto por los derechos de los contribuyentes, en una escala de 1 siendo el nivel más bajo y 10 el más alto, la calificación fue de 4,4; mientras que a nivel provincial es de 3,02. En este sentido, se comprueba cómo cada año la consideración de los encuestados viene bajando respecto de los fiscos provinciales.

Finalmente, vale destacar sobre la presión del sistema impositivo argentino que para un 40% en promedio de los consultados tanto las Reforma Fiscal de 2018 como el Consenso Fiscal produjeron un aumento inicial de su carga impositiva; y casi el total de los encuestados (94,87%) señaló que en 2020 habrá mayor presión fiscal.

Los datos más destacados de la encuesta son

-Ingresos Brutos: 50,62% dice que el impuesto sobre los Ingresos Brutos es el que más incide en la determinación de los precios de sus productos y servicios.
-Inversiones: 70,37% afirma que postergó o canceló inversiones por el marco fiscal argentino durante 2019.
-Provincias: Buenos Aires, Ciudad de Buenos Aires y Córdoba son los estados más caros impositivamente en la determinación de los precios de sus productos y servicios.
-Reformas: 39,51% considera que en 2019 su carga fiscal aumentó como consecuencia de la Reforma Fiscal (2018); y el 41,98% por el Consenso Fiscal.
-Presión Fiscal 2020: 94,87% asegura que este año aumentará.
-Presión vs. Inversión: todos los encuestados afirmaron que este año no aumentarán la inversión. Se mantendrá la vigente (62,26%) o se disminuirá (39,74%)
-Informalidad económica: 93,59% admite que el actual sistema tributario no es funcional a disminuir la informalidad económica del país.
-Región: el 94,88% cree que la Argentina es uno de los países con menor atractivo regional para la inversión por su sistema impositivo.
-Rebaja impositiva: 94,87% sostiene que no se reanudarán en el 2021 los compromisos de rebaja fiscal provincial previstos en el Consenso Fiscal.

Fuente: infoban.com.ar