Ezequiel Nuñez había sido succionado por un desagüe en la tormenta del miírcoles por la mañana.

En el arroyo El Claro hallaron el cuerpo sin vida de Ezequiel Nuñez, el remisero que había desaparecido el miírcoles cuando su auto quedó atrapado por un anegamiento en Benavidez, durante la fuerte tormenta que azotó la madrugada y mañana del miírcoles último.

El cuerpo de Nuñez, de 34 años, fue encontrado durante el operativo de búsqueda iniciado dos días atrás, en el que participaban buzos de la Policía, personal de Defensa Civil del municipio de Tigre y Bomberos Voluntarios, junto a perros rastreadores y drones.

El hallazgo confirma la principal teoría de su desaparición, que era que Nuñez había sido succionado por un desagüe cuando intentó sacar su vehículo de una zona anegada.

El lugar donde apareció el cuerpo fue muy cerca de calle Italia, unos 400 metros antes de la desembocadura del Río Luján, cerca del complejo de barrios privados Nordelta, y a seis kilómetros del lugar donde fue visto por última vez.

Tras el hallazgo del cadáver, familiares de Ezequiel Nuñez, de 34 años, lo reconocieron y agradecieron a todas las personas y a las fuerzas que participaron de la búsqueda.

“Es una desgracia y es lo que nos tocó vivir a nosotros”, dijo ante la prensa Juan, un hermano del remisero.

El hermano de la víctima contó que tanto íl como Ezequiel conocían la zona, y que además eran amigos del pasajero que iba en el remise, quien logró salir del auto y sobrevivir.

“Sólo queremos agradecer al Ministerio de Seguridad, a los bomberos y a quienes pusieron todo para encontrar a mi hermano y tambiín dándonos contención”, expresó el hombre.

El hallazgo del cuerpo ocurrió en medio de los rastrillajes que realizaban este viernes los bomberos por el curso de agua, y en el momento en el que uno de los perros rastreadores marcó un lugar ubicado cerca del cruce del arroyo con la Avenida Italia.

Al revisar la zona, ubicada a unos cinco kilómetros del lugar donde había sido visto por última vez, pudieron ver que entre la vegetación se encontraba el cuerpo de Núñez.

Un rato antes de que el remisero fuese reconocido por su familia, la fiscal Laura Capra, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) descentralizada de Benavídez, que está a cargo de la investigación, confirmó el hallazgo del cadáver.

“Lo único que puedo decir es que se encontró un cuerpo a la vera del arroyo y ahora está viniendo la familia y personal de Policía Científica para hacer las pericias correspondientes”, informó la fiscal ante la prensa.

Además, Capra confirmó que el cuerpo fue encontrado por personal de Bomberos junto a los canes y estaba boca abajo.

El hombre estaba siendo buscado por unas ocho embarcaciones junto a drones, buzos tácticos y perros en alcantarillas y desagües de la zona.

Fuente: infoban.com.ar