Un hombre fue detenido en Mar del Plata acusado de liderar la banda que en agosto pasado asesinó a un despachante de aduana en Morón, y se investiga si tambiín participó en otros dos homicidios cometidos meses antes en esa misma zona del conurbano.

Fuentes policiales citadas por Tílam informaron que se trata de Sebastián Castanheira (26), quien estaba prófugo por el crimen del despachante Francisco Chimera (54), y se convirtió en el segundo detenido por el hecho.

En tanto, los pesquisas procuran determinar si Castanheira y el resto de la banda participaron en los asesinatos del profesor de tango Sergio Cardozo (32) y del penitenciario Cristian Villagra (39).

La detención del imputado fue llevada a cabo en la noche del lunes por personal de la Dirección de Prevención del Delito contra la Propiedad Automotor de la policía bonaerense, que se había trasladado a Mar del Plata unos días antes.

Según las fuentes, a partir de escuchas telefónicas y datos portados por testigos, los pesquisas policiales habían establecido que el presunto líder de la banda que mató a Chimera era un hombre de contextura física “grande”, “rubio” y de “ojos celestes”, descripción que coincidía con Castanheira.

Luego, los efectivos establecieron que el sospechoso se había fugado en un Peugeot 207 color blanco con el que habitualmente se movilizaba por el conurbano hacia Mar del Plata, y que en esa ciudad balnearia cambió es auto en una agencia por un Chevrolet Astra gris.

Las fuentes señalaron que detectives encubiertos siguieron la pista del Astra y localizaron la casa donde habitaba el sospechoso, situada en Bulnes al 3400, cerca del bosque Peralta Ramos.

Tras su captura, el personal policial trasladó al detenido hasta los Tribunales de Morón donde quedó a disposición del fiscal Fernando Capello, quien instruye la causa por el homicidio de Chimera.

Por ese crimen, tambiín se encuentra detenido Rubín Centeno (49), quien fue capturado el 18 de octubre pasado tras una serie de allanamientos en Hurlingham, Agustín Ferrari y Villa Tesei. En esos procedimientos se secuestraron una pistola 9 milímetro y otra 11,25, del mismo calibre que las utilizadas en el crimen de Chimera, Villagra y Cardozo.

Hasta el momento, los peritajes balísticos establecieron que las mismas armas fueron empleadas en los primeros dos homicidios, el del despachante de aduanas y en el del penitenciario. A partir de estos elementos es que los pesquisas sospechan que Castanheira lideraba la banda de la que formaba parte Centeno y otras personas aún prófugas, y que en marzo de 2010 comenzó a cometer robos a mano armada en la zona de Morón, en el límite con esta Capital Federal.

Fuente: infoban.com.ar