En lo que va de 2021, el Hospital de Salud Mental y Adicciones Papa Francisco de Belén de Escobar aumentó un 60% sus consultas a la vez que profundiza su trabajo territorial e interdisciplinario.

A partir del impacto de la pandemia, los tratamientos continuaron en forma virtual y bajo formato mixto, con encuentros presenciales y a distancia. Con el avance de la vacunación, la disminución de contagios y el aumento de la movilidad de la población, comenzó a incrementarse la demanda de atención en el hospital. Actualmente, la cantidad de prestaciones mensuales es de 1.965 en psicología, 441 psiquiatría y 4.270 en adicciones, lo que da un total de 6.676 prestaciones por mes.

Asimismo se abrió el área de Prevención en Territorio para trabajar en dispositivos de orientación en los barrios. En este sentido, se realiza un programa de radio todos los martes con la participación de los pacientes, y los viernes se llevan a cabo capacitaciones territoriales en Primeros Auxilios Psicológicos y Consumo Problemático.

A su vez, se trabaja de manera articulada con referentes de la Región Sanitaria V y el Hospital Dr. Enrique Erill, con el fin de profundizar la interrelación de los equipos y dispositivos entre Municipio y Provincia en el marco de Ley de Salud Mental.