Es en relación a los ruidos de los locales nocturnos que se han instalado en el Partido. Zúccaro recibió a los vecinos y se puso al frente de los reclamos. Los vecinos protestaron en el Concejo.

El intendente de Pilar Humberto Zúccaro recibió a los vecinos que hincaron reclamos en el Concejo Deliberante por los ruidos molestos de los locales nocturnos. ( Este grupo de pilarenses manifestó su indignación por los constantes ataques a sus propiedades de los concurrentes a estos locales y sus dueños. Cada mañana de sábado y domingo encuentran orinadas y vomitadas las entradas de sus hogares, como así tambiín botellas rotas, además son ellos los que las deben limpiar.

La serie de reclamos se inició en el Concejo Deliberante, esta situación tiño de político el reclamo. Por esto Zúccaro a media semana declaró a la prensa local que: “no quiero pensar que haya algún trasfondo político”.

Al encuentro con el intendente tambiín asistieron los dueños de los boliches y la policía de Pilar para garantizar transparencia y que se limen las asperezas entre las partes.

Los vecinos del barrio Villa Delia, lugar donde se encuentran los locales nocturnos además hincaron una recolección de firmas para hacer fuerza, y de esta manera lograr que la Municipalidad de Pilar active los controles. “A pesar que hay una reglamentación para discos, bares o pubs no se mantienen los límites en el sonido de la música que allí pasan, en muchos caso los controles de la Municipalidad no contemplan este punto”, indicó indignada una vecina. “No tenemos porquí soportar estos ruidos, no tengo nada en contra que los chicos salgan pero si quisiera escuchar música pondría un CD, ironizó otra vecina enojada a la prensa local.

Pilar cuenta con una Ordenanza de 1992 que permite ruido dentro de los locales nocturnos con un máximo de 70 decibeles. En la actualidad se pretendió agrupar a todos los locales de estas características en un mismo lugar y denominarlo el corredor nocturno. Pero por una mala comunicación entre los Poderes, elemento que argumentó Zúccaro no se logró terminar la legislación que reglamente la instalación de boliches en Pilar.

Por esto al Concejo Deliberante ingresó un expediente en donde el barrio Villa Delia, situado detrás de los locales nocturnos que se radicaron sobre la Panamericana manifestando su descontento con respecto a los incidentes que ocurren a la hora del ingreso y al cierre de estos lugares.

Los vecinos afirman, en una carta de lectores recibida por el Director de Primera Sección que no pueden dormir gracias al volumen alto de la música que proviene del corredor, y las constantes peleas que tienen lugar en la calle, como así tambiín los destrozos.

Fuente: infoban.com.ar