Quilmes: “Motochorros” asesinaron a una joven policía que trabaja en la custodia de la Quinta Presidencial de Olivos

Una joven oficial de la Policía Federal fue asesinado hoy de un disparo delante de un amigo por delincuentes que actuaron con la modalidad conocida como “motochorros” en Quilmes.

El crimen, cuyos autores se mantenían profugos, se produjo alrededor de las 7:00 y tuvo como víctima a la oficial Micaela Romero, de 25 años, quien trabajaba en la custodia de la Quinta Presidencial de Olivos y tenía una hija de dos años.

Romero acudió junto a un amigo, vestida con ropas de civil y en situación de licencia por enfermedad, a un kiosco situado en 395 y Carlos Pellegrini, de Quilmes, cuando ambos fueron sorprendidos por seis delincuentes que se movilizaban en tres motos.

En ese momento y en circunstancias que se intentaban determinar, uno de los asaltantes realizó un disparo, que impactó en el pecho de la policía.

La joven, que se encontraba sin su arma reglamentaria, cayó gravemente herida y los delincuentes, antes de escapar, le sustrajeron su celular, al igual que a su amigo.

La oficial fue llevada al Hospital del Cruce, de la vecina localidad de Florencio Varela, donde murió pocos minutos más tarde.

Una tía de la oficial dijo que antes de dispararle, el autor material del asesinato, le dijo “Vos sos policía”, por lo que especuló con la posibilidad de que sea conocido.

“La reconocieron y la mataron”, sostuvo la mujer, que señaló además que por el momento la familia no tiene noticias sobre la investigación del caso.

Además, contó que la joven, la cual se encontraba separada del padre de su hija, se había convertido en policía federal en noviembre pasado y que su primer destino había sido Mar del Plata, aunque recientemente había pedido el traslado para contar con el apoyo de su familia.

“Había hecho su casa acá solita y se había mudado al barrio hace tres días”, añadió en declaraciones al canal TN.