La mamá de Paolo, el joven asesinado en una picada en Vicente López en 2003 marcó sus dudas por la actuación del tribunal que condenó a Federico Ferrazzo a 3 años de prisión, por lo que continúa libreLa antesala del TOC 3 de San Isidro dejaba entrever los nervios previos, los medios esperando afuera, sólo unos pocos pudieron ingresar al recinto merced a un pedido especial de los familiares de Víctimas de Accidentes de Tránsito. La esperanza de una condena ejemplar la había manifestado la mamá de Paolo días antes. Instantes antes de ingresar Teresa Mellano repetía ese deseo.
Media hora había pasado de la hora pautada, y sólo unos pocos ingresaron a la sala de pequeñas dimensiones. Familiares de otras víctimas debieron esperar el veredicto en un espacio contiguo. Apenas unos minutos más y se comenzaron a oír los gritos, insultos a los jueces, golpes, patadas.
Habían dejado a Federico Ferrazo en libertad, tal como llegó merced a la carátula de Homicidio Culposo con la cual fue elevada a juicio, aunque el imputado no se presentó en esta última jornada: tres años de prisión en suspenso y  ocho años de inhabilitación efectiva para conducir.
El escándalo provocó la suspención de la lectura del veredicto, que será brindada por escrito al igual que la sentencia.
En la puerta de los tribunales sanisidrenses aguardaban decenas de familiares de víctimas de hechos similares al de Paolo, que denunciaron que “nos maltrataron y no nos dejaron ingresar, escuchamos la sentencia y para ellos es como si Paolo hubiera cruzado por el lugar donde no tenía que cruzar, nuestros jueces son corruptos, para la justicia la vida humana la vida no vale nada“.

La sentencia la van a dar por escrito, porque pasó lo que pasó desde afuera no quisieron seguir. En lo que respecta a tránsito no tenemos una condena ejemplificadora, para ellos no hubo una conducción temeraria” expresó Teresa Mellano a InfoBAN, único medio local presente en el momento de la sentencia.
Los asesinos siguen sueltos, sólo se dedican a los pobres muertos de hambre que roban una gallina. Esto es un asesinato en tránsito.
Asimismo la mamá de Paolo anunció que “seguiremos con la investigación, hay muchos puntos negros sobre la actuación de este tribunal, así que indudablemente voy a seguir adelante“.
Mellano esperaba otro final para este juicio: la fiscalía y la querella reclamaron respectivamente, 10 y 8
años de prisión por el homicidio simple por dolo eventual. Francisco Ferrazzo no concurrió en el día de hoy al tribunal.
Esperaba una condena ejemplificadora, que lo iban a meter preso, pensí todo esto, creí bastante por todos los elementos que había” indicó Teresa Mellano, al tiempo que marcó sus dudas sobre la actuación del Tribunal Oral en lo Criminal 3 de San Isidro, presidido por el juez Daniel Igarzábal e integrado por Marcelo García Helguera y Carlos Vales Garbo, sobre el cual la mamá de la víctima cargó sus dudas “indudablemente su posición me dejó dudas durante todo el juicio, siempre tuvo una predisposición para la otra parte“.
Mellano denunció que recibió llamadas que le adelantaron que el resultado del juicio sería este “para eso vamos a seguir investigando, me pondrán muchas trabas en el camino pero yo voy a seguir“.
El Tribunal Oral Criminal 3 de San Isidro condenó a Federico Ferrazzo, por homicidio de Paolo Mellano, registrado la madrugada del 21 de septiembre de 2003 tras embestirlo con su vehículo que conducía con un casco colocado, en el cruce de las avenidas Del Libertador y Corrientes, de Vicente López.
Ferrazo aseguró durante el juicio que se había colocado el casco para bromear con unos amigos, en tanto una de las personas que lo acompañaban esa noche, Marcelo Castro, se mostró sumamente nervioso y contradijo los dichos de Ferrazo respecto del tránsito de esa noche, que según declaró era intenso por lo cual no podrían haber corrido una picada.
Otros testigos afirmaron que el Fiat Uno que conducía Ferrazzo circulaba a alta velocidad, corriendo una picada con un Volkswagen Carat y con un Dodge 1.500. 
Peritos aportados por la fiscalía y por la querella confirmaron lo atestiguado en ese sentido.
Según la investigación y algunos testigos que declararon en el juicio, Ferrazo atropelló a Mellano mientras corría una picada, por lo que el fiscal lo acusó por dolo eventual al considerar que debió representarse que podía ocasionar una muerte.

Fuente: infoban.com.ar