bimbo-san-fernando

La empresa Bimbo decidió no reconstruir la fábrica que tenía en San Fernando destruida por un incendio en mayo último. Por este motivo, los 300 trabajadores de la planta dedicada a congelados, aunque serán indemnizados, quedarán en la calle, ya que no serán reubicados en sus otras operaciones.

“Luego de haber analizado todas las acciones posibles para revertirlo, lamentablemente nos vemos incapacitados a reconstruir la planta. Y con mucho dolor, nos vemos imposibilitados de reubicar a los 300 colaboradores que allí trabajaban”, informó la firma que tiene su origen en México a través de un comunicado.

“El establecimiento fue cerrado por orden de Bimbo México y dejó a 300 trabajadores en la calle. El 10 de mayo último la planta de congelados de San Fernando se incendió y, desde entonces, la empresa nada hizo para reconstruir la fábrica”, afirmó.

El establecimiento no había recibido ninguna tarea de reconstrucción desde el siniestro. Sectores gremiales señalaron en un comunicado que la patronal “ni siquiera se avino a remover los escombros en el establecimiento industrial incendiado”, y añadió que no obstante, los empresarios continuaron abonando los salarios.

Sin embargo, la firma comunicó en una reunión realizada en el estacionamiento de la planta quemada que los 300 operarios ya no tendrán trabajo, y sostuvo que aunque podría pagar el 50 por ciento de la indemnización, abonará el total, señaló la Gremial.

A pesar de que el grupo Bimbo tiene otras cuatro fábricas en el país -otras 3 en Buenos Aires y una en Córdoba-, no reubicará a estos trabajadores.

“La planta de San Fernando era una de las 5 plantas que Bimbo tiene operativas en el país y se dedicaba a producir alimentos congelados. En 2018, fue reconvertida tecnológicamente, a través de una inversión de más de u$s 25 millones”, agregaron desde la compañía.

Los trabajadores despedidos convocaron a un acto para este viernes frente a las puertas del establecimiento pastelero en reclamo de “las fuentes de empleo” y para decidir “los pasos a seguir” para enfrentar “una difícil situación de calle”, señalaron.