Los empleados denuncian un lockout patronal en la empresa Quickfood y temen la pírdida de la fuente laboral para 180 familias debido al traslado de la producción a Santa Fe.

“Hay un lockout patronal disimulado con un traslado. El domingo cuando jugaba Argentina entraron más de 100 efectivos de seguridad privada. Hoy con los compañeros decidimos venir y tomar la planta” informó el delegado gremial David Soria.

“No queremos ser un desocupado más. Queremos mantener la fuente de trabajo. Acá hay 180 trabajadores bajo convenio, pero tambiín todos los tercerizados de comedor y limpieza,” agregó telefónicamente Soria desde el interior de la planta.

“Vamos a seguir acá hasta que venga la empresa a hablar”, finalizó Soria.

Los trabajadores se autoconvocaron esta madrugada a las puertas de la planta y, en una rápida asamblea, resolvieron ocupar la fábrica, ubicada en Fondo de La Legua al 1600, en defensa de los puestos laborales.

Fuente: infoban.com.ar