El gobierno bonaerense resolvió impedir al sacerdote Julio Grassi, condenado por tres hechos de abuso sexual y corrupción de un menor, ingresar a la Fundación Felices los Niños y tomar contacto con los menores internados.
La resolución emitida la semana pasada por la Subsecretaría de la Niñez y Adolescencia “entró en vigencia a partir de hoy”, dijo una fuente del organismo.
“Ya se comunicó el contenido de esta resolución a todos los juzgados que están a cargo de los niños en la Fundación”, agregó la fuente.

Fuente: infoban.com.ar