El presidente del bloque de diputados nacionales del Frente de Todos, Máximo Kirchner, respaldó la suspensión de clases presenciales durante los próximos quince días en el AMBA y consideró que esa medida disminuirá los contagios de coronavirus, al tiempo que cuestionó la “sensibilidad oportunista” de Juntos por el Cambio.

El dirigente de La Cámpora criticó que los opositores “empeoraron los índices educativos del país y ahora dicen tener una receta para mejorarlos”.

Al respecto, apuntó contra “la sensibilidad oportunista que muestran” los dirigentes de Juntos por el Cambio “ante un tema tan complejo como es la pandemia”.

A su entender, “sería bueno que se extienda a otros ámbitos que no solo tienen que ver con la educación y eso ayudaría mucho para que a medida que se vaya saliendo de la pandemia global podamos construir una Argentina para los 45 millones”.

“Creo que la actitud que están teniendo tiene mucho que ver con la complejidad política de Juntos por el Cambio o Cambiemos, no sé bien la razón social que tienen ahora, y que hoy (Mauricio) Macri termina conduciéndolos y eso complejiza mucho las cosas”, afirmó el legislador en declaraciones radiales.

El jefe de bloque oficialista en la Cámara Baja sostuvo también que el país saldrá “adelante” y “seguirá vacunando”.

“Esto va a ceder y nuestros pibes y pibas no solo van a volver a las clases presenciales, sino que vamos a hacer todo lo posible para que cuando lo hagan sea bien alimentados, algo que no le importó al macrismo”, resaltó el diputado.

Sobre las medidas anunciadas para el AMBA, Máximo Kirchner indicó que “estos diez días hábiles deben servir para bajar los contagios”, y aclaró que cuando pase la pandemia habrá que “trabajar y focalizar en fortalecer la educación primaria que es un período fundamental para el aprendizaje”.

“Es el tiempo en que los pibes y pibas empiezan a leer, a escribir, a sumar y restar. En ese tiempo es muy importante -no solo la presencialidad- sino también que vayan bien alimentados a las escuelas. El neoliberalismo cuando habla de presencialidad se olvida de las condiciones en que se enseña y de cómo muchos chicos llegan a las escuelas”, agregó.