El astro futbolístico Carlos Tevez se presentó en la Justicia para evitar pagar el aporte solidario de las grandes fortunas sancionado por el Congreso de la Nación en noviembre del año pasado.

El pago que exige el tributo, es el 2 por ciento de los bienes que tiene una persona con un patrimonio declarado de al menos 200 millones de pesos. El capitán y 10 de Boca, que jugó la mayor parte de su larga carrera profesional en varios de los clubes más importantes de Europa, en Brasil y China, justamente está entre las 11.855 personas que reportó la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) alcanza el aporte.

Cabe mencionar, que la de Tevez, es una de las más de 80 presentaciones que se realizaron en diferentes juzgados en lo Contencioso Administrativo Federal durante los días previos al vencimiento de la declaración jurada y pago de la obligación que es este viernes 16 de abril.

Lo curioso es que Tevez, quien proviene de un hogar humilde en el barrio Ejército de los Andes de Tres de Febrero (Fuerte Apache), del que nunca renegó, se niegue a pagar un impuesto redistributivo y lo califique de “confiscatorio” como indicó en su presentación.