El viceministro de salud de la provincia de Buenos Aires Nicolás Kreplak afirmó hoy que el propósito de las medidas anunciadas ayer por el presidente Alberto Fernández, es “ganar tiempo” para enfrentar la pandemia del coronavirus y “aplanar la curva de incidencia” de la enfermedad.

“Estamos ante una pandemia, lo que significa que es una enfermedad fácilmente transmisible, que puede llegar a la mayoría de la población, que no está inmunizada porque no tiene anticuerpos, porque no la padeció antes y porque no hay vacuna”, dijo Kreplak en declaraciones a FM La Patriada.

El funcionario resaltó que ya se logró comprobar por la experiencia vivida por países del hemisferio norte “que si bien la enfermedad tiene una baja tasa de letalidad, como se produce una cantidad masiva de contagios en poco tiempo, la demanda del sistema sanitario es lo que produce mayor complicación”.

Sostuvo que “cuando hay curva grande de casos nuevos, se satura el sistema de salud” y manifestó que es por ese motivo es que se pretende “aplanar la curva de incidencia y tratar de que no sean tan vertiginosa la aparición de nuevos casos para fortalecer la capacidad de respuesta del sistema de salud”.

“Tenemos que ganar tiempo tenemos reduciendo los contactos sociales, cerrando las fronteras, poniendo en cuarentena a quienes vienen de ciertos países, cambiando ciertos hábitos personales, suspendiendo clases y reduciendo mucho así el flujo del transporte”, explicó.

Expuso que “con eso lo que tratamos de hacer es relentizar la curva de casos” y evitar que se sature el sistema de salud mientras lo fortalecen con recursos “para atender la demanda”.

Sostuvo que “se espera que de mayo a julio, que es cuando hay más enfermedades respiratorias y cuando se reduce la ventilación” sea el “pico de la enfermedad”, pero reconoció que “como se trata de una pandemia y no tenemos anticuerpos, se empezó a adelantar y entró al país antes del invierno”.

“No podemos pronosticar el momento de mayor cantidad de casos porque estamos tomando medidas excepcionales y va a cambiar la relación habitual de contagio”, evaluó Kreplak.

En otro tramo de la entrevista aseveró que, hasta el momento, en el país se registra una cantidad de casos “controlados” dado que se trata de personas “que vienen de afuera”.

“No hay transmisión comunitaria -gente que se haya contagiado por ir a la escuela o a trabajar- sino que tenemos contagios por contacto directo”, describió.

Por último, el viceministro subrayó que “cuando hay enfermedades contagiosas, una persona puede poner en riesgo a otra”, por lo que pidió que “para evitar colapsar el sistema de salud, todos tenemos que ser responsables y solidarios”.

Fuente: infoban.com.ar