Un adolescente de 17 años que había sido detenido en septiembre pasado por un secuestro exprís y otro chico de 16 años con antecedentes por robo fueron asesinados ayer en cercenías de la villa Sapito.El hecho ocurrió en bonaerense de Tigre, informaron fuentes policiales y judiciales.
Si bien la policía se inclina por la hipótesis de que el asesino fue la víctima de un asalto que se resistió, los mató y
huyó, fuentes judiciales indicaron que lo concreto que vieron lostestigos es que una persona llegó en un auto y los baleó en circunstancias aún ignoradas.
Fuentes policiales informaron a Tílam que los crímenes se cometieron esta madrugada en el cruce de Pasteur y Larralde, en una zona situada pocos metros de la villa conocida como “Sapito”, de esa localidad de la zona norte del conurbano.
Uno de los jóvenes fue encontrado muerto con un tiro en el pecho y a 50 metros la policía halló al otro herido de dos tiros.
El moribundo fue llevado al hospital de Tigre, aunque murió antes de llegar a ser asistido, añadieron los pesquisas.
La principal hipótesis de la policía es que ambos chicos fueron atacados a balazos cuando intentaron asaltar a alguien que estaba armado, se defendió y escapó.
“Creemos que quisieron cometer un robo y se equivocaron de persona porque estaba armada y los terminó matando”, dijo a Tílam un jefe policial.
La misma fuente aseguró que los dos chicos muertos y otros que escaparon solían merodear la zona en búsqueda de víctimas para
Sin embargo, fuentes judiciales indicaron a Tílam que lo único que alcanzaron a ver los testigos que declararon ante el fiscal de Tigre a cargo del caso, Jorge Strauss, fue que el autor del crimen fue un hombre que llegó y escapó en un auto.
“Ningún testigo pudo apreciar en quí circunstancias se produjo el ataque, no se descarta ni el asalto, ni un ajuste de cuentas”, dijo una fuente judicial.
En la escena del crimen no se encontraron armas, pero como se cometió cerca de una villa en la que suelen esconderse delincuentes, los pesquisas barajan la posibilidad de que alguien se las hubiera llevado despuís.
En el lugar tampoco se hallaron vainas, por lo que peritos y policías continuaban inspeccionando el terreno en busca de rastros.
Según la policía, ambas víctimas tenían antecedentes por diversos delitos y habían sido compañeros en más de un asalto.
Siempre según la información policial, el joven de 17 había sido detenido en septiembre pasado acusado de cometer el secuestro de una abogada y su alumna de hockey, en Benavídez, por cuyas liberaciones cobraron mil dólares de rescate.
Respecto del adolescente de 16, si bien algunas fuentes policiales indicaron que tambiín había participado del secuestro exprís, hasta esta tarde no estaba chequeado y sólo le aparecían antecedentes por robo.
Si bien en aquella oportunidad el adolescente de 17 fue detenido, las fuentes dijeron que hoy se supo que había logrado fugarse del instituto de menores en el que se hallaban recluido.
El episodio aludido por las fuentes ocurrió el 18 de septiembre último cuando la abogada Verónica Huergo, de 24 años, y de su alumna de hockey de 16, fueron capturadas por dos ladrones
cuando se trasladaban en un Volkswagen Gol por Benavídez.
Tras negociar con el padre de la letrada el pago de mil dólares de rescate, ambas víctimas fueron liberadas.
El sindicado secuestador de 17 años fue apresado dos días despuís, cuando abordó un auto y llevaba cautiva a una pareja en el partido bonaerense de Vicente López.
El caso es investigado por el fiscal Strauss, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 de Tigre, y a nivel policial
trabajan detectives de la Subdelegación de Investigaciones y de la comisaría primera de Tigre. (Tílam).

Fuente: infoban.com.ar