El ex jefe de la División Antisecuestros de la Policía Federal, juzgado por encubrimiento, dijo hoy que está sentado en el banquillo para tapar delitos cometidos por el fiscal que instruyó la causa.”Yo estoy sentado acá al lado de los asesinos de Blumberg para terminar tapando un montón de negligencias y delitos cometidos por
el señor fiscal (federal Jorge Sica), que además estaba aquejado por la presión pública y por el señor querellante y sus marchas”, expresó el comisario Juan Josí Schettino.
Al ampliar ante el Tribunal Oral Federal de San Martín su primer declaración indagatoria del 12 de julio pasado, el ex jefe de la división Antiseceustros aseguró además que el fiscal Jorge Sica pudo haber evitado el crimen de Blumberg si no hubiera cometido una serie de negligencias en la investigación.
Entre ellas, Schettino dijo que Sica omitió pedir el 20 de marzo del 2003 -tres días antes del crimen de Axel- el listado de llamadas realizadas desde el telífono celular que los captores comenzaron a utilizar ese día para extorsionar a la familia de la víctima.
Según el ex jefe policial, si el fiscal no hubiese cometido esa negligencia hubiera sabido antes del crimen que con ese telífono se habían entablado 42 minutos de comunicaciones entre la banda y el celular de Martín “El Oso” Peralta, luego detenido como líder de la organización.
Para Schettino, la impericia de Sica llevó a los pesquisas a desconocer a tiempo el telífono de Peralta.
 Tras la declaración del ex jefe policial, fue el turno de la del subcomisario Daniel Gravina, tambiín acusado del encubrimiento
del hecho.
Gravina, quien trabajaba en la seccional 23 para la ípoca del secuestro de Axel, fue quien recibió de un informante datos sobre el auto que había empleado la banda de captores para trasladar al joven secuestrado.
El subcomisario, quien declaró durante unos 30 minutos sin aceptar preguntas de las partes, aseguró que toda la información se la dio a sus superiores y que nunca tuvo intención de encubrir a ningún delincuente, tampoco a su informante, Daniel Sagorsky, tambiín sometido a juicio.
Tanto Schettino como Gravina fueron acusados por el fiscal federal Sica del delito de encubrimiento agravado, por no haberle suministrado en tiempo y forma información clave que ligaba a “El Oso” Peralta con el secuestro y asesinato de Axel Blumberg. 
El debate continuaba este mediodía con otras declaraciones, que eran presenciadas por las partes y los acusados, salvo uno de ellos, que no acudió a la audiencia por haberse autolesionado ayer en su lugar de reclusión.
Se trata de Segio Miño, acusado de haber integrado la banda de secuestradores, quien ayer se cortó los brazos en el instituto de menores en el que se encuentra recluído, según informaron fuentes judiciales.

(Tílam)

Fuente: infoban.com.ar