El municipio de Vicente López anunció una inversión de más de 40 millones de pesos para auxiliar, mediante subsidios, a comercios no esenciales que se ven imposibilitados de desarrollar sus actividades a causa de la pandemia de coronavirus.

La comuna creó el programa de Apoyo Económico a Comercios No esenciales con el fin de brindar una ayuda financiera a través de la entrega de un subsidio a 2.000 comercios de barrios, muchos de los cuales no han podido abrir sus puertas debido al Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio.

A partir de una inversión municipal de un total de 44 millones de pesos, el subsidio otorgado a los comercios será de dos cuotas de $10.000.

A esta medida se suma la exención de la tasa de seguridad e higiene del segundo semestre del año a esos mismos comerciantes, según se informó a la prensa.

“Para que este país vuelva a ponerse en marcha necesitamos que los pequeños y medianos comercios puedan generar empleo y que nadie tenga que bajar las persianas de manera definitiva”, sostuvo el intendente de Vicente López, Jorge Macri.

A su vez, el jefe comunal dijo: “Este esfuerzo está financiado con ahorros que hemos generado y una tasa que le cobramos a los bancos e hipermercados mientras dure la pandemia”.

Un mes atrás, el Concejo Deliberante de Vicente López aprobó el proyecto del incremento extraordinario de la tasa de seguridad e higiene, enviado por el Ejecutivo, a hipermercados y supermercados del municipio, los cuales pudieron seguir desarrollando su actividad comercial con normalidad, a diferencia de muchos comercios de barrios que venden los mismos productos.

Esta medida permitió la concreción de esta asistencia económica a los comercios de barrio.

“Queremos que los comerciantes sepan que no están solos y que los apoyamos”, enfatizó el intendente.